jueves, noviembre 26

Cobacam, institución inmersa en el caos

0
327

CAMPECHE, Cam., 8 de febrero.- Directores de algunos planteles y centros Emsad del Colegio de Bachilleres del Estado de Campeche (Cobacam) atentan contra los derechos de los trabajadores, carecen de capacidad y liderazgo, mientras la Dirección General mantiene en abandono la infraestructura física y equipamiento luego de despilfarrar recursos en cosas innecesarias, señaló la secretaria general del Sindicato Unico de Trabajadores de esa institución, Ana Isabel May Cardeña.

La dirigente sindical lamentó que algunos directores toman decisiones que afectan la vida laboral de los trabajadores e impactan económicamente en salarios y prestaciones, lo que ha provocado un ambiente de tensión entre la base trabajadora y prácticamente se vive un caos.

Lamentó la afectación a los trabajadores por parte de los directores, que por desconocimiento de las leyes y por ignorancia rechazan reglamentos depositados ante las autoridades laborales, tales como el reglamento de puntualidad y asistencia, donde por desconocimiento ha impactado en las prestaciones de los trabajadores.

En Cobacam, dijo, se vive un caos, no hay dirección, y lamentó incluso que existan denuncias de acoso sexual en contra de algunos directores, o de posibles actos de corrupción, de tráfico de reactivos, pero que estos gozan de la protección de la Dirección General.

Así mismo, consideró preocupante que en algunos centros laborales no exista liderazgo, no hay dominio de funciones directivas, sin orden de ideas, ni proyectos de trabajo, solo se dedican al acoso de los trabajadores de manera administrativa cuando realmente lo que debe preocupar es la atención a los jóvenes, por ello urgió un trabajo que reoriente la vida educativa en el Cobacam de forjar jóvenes creativos, críticos y con iniciativa propia.

Advirtió de una posible desestabilización en una de las instituciones educativas más grande del Estado, donde la Dirección General gastó el presupuesto y los recursos en cosas innecesarias como gorras y playeras, pero no invirtieron en la infraestructura educativa, que prácticamente están obsoletos y en pésimas condiciones, y ahora obligan a los alumnos a pagar todo tipo de servicios en un acto de desesperado para recaudar recursos.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.