sábado, junio 15

Colosales olas sobre playas abiertas

0
77

Luego de convertirse en el séptimo huracán de la cuenca del Atlántico norte, “Michael” provocó a su paso por las costas de Quintana Roo en su trayecto hacia el Golfo de México, olas de hasta cinco metros en las playas de Cancún durante todo este lunes, donde si bien las autoridades de Protección Civil establecieron banderas rojas por los riesgos de la marejada, hubo algunos osados turistas que se metieron a nadar y otros disfrutaron más de las actividades de surf.

“Las olas entre la noche del domingo y toda esta mañana, se han mantenido entre los cuatro y cinco metros; ha sido impresionante como revientan en las escolleras y la marejada deslavó gran parte de la arena de toda la orilla”, expresó un guardavida de Protección Civil asignado a la vigilancia de playa Gaviota Azul.

Fue alrededor de las 10 de la mañana cuando el Centro Nacional de Huracanes anunció que la tormenta tropical “Michael” se había convertido en huracán categoría uno en la escala Saffir-Simpson, con movimiento concreto sobre el Canal de Yucatán y con trayectoria hacia el Golfo de México, pero en su paso por las costas de Quintana Roo, además de generar lluvias aisladas y vientos fuertes, causó un agresivo oleaje que resintieron las playas de Cancún.

Durante un recorrido por la Zona Hotelera, por diversas playas se pudo apreciar que en Gaviota Azul se registró un evidente deslave de los arenales y en algunos casos, “desnudó” las trampas que cometen hoteles al colocar, posiblemente sin permisos ambientales, costales de arena a manera de barreras protectoras para que no resientan las erosiones.

“Esos costales de arena tienen tiempo ahí, fueron enterrados por la gente de los condominios Salvia para frenar las erosiones y les ha funcionado en otras ocasiones, sólo que ahora la marejada ha estado muy fuerte a causa del paso del huracán ´Michael´, la playa se deslavó y evidenció esa barrera artificial que hasta donde tengo entendido, requiere de permisos ambientales”, afirmó un trabajador de uno de los clubes de playa del lugar.

Entre las 11 y las 12:30 horas, se pudo apreciar en esa popular playa que la afluencia de bañistas fue esporádica, aunque no faltaron los turistas atrevidos que a pesar de haber bandera roja, se metieron por momentos a nadar, al menos en las orillas de la playa para tomarse fotografías.

Sin embargo, hubo otros que gustan de los deportes extremos y aprovecharon las enormes olas para disfrutar del surf, pues esta actividad sólo con estas condiciones climáticas las pueden realizar de la mejor manera.

En el recorrido que se efectuó, en la zona de las escolleras del polígono de Punta Cancún se pudo comprobar el gran tamaño de las olas que generó a su paso del huracán “Michael” por Quintana Roo, en donde se esperaba una mayor afectación, particularmente en la zona norte, pero afortunadamente la trayectoria que fue tomando durante el día, hizo que se alejara más de las costas y se adentrara con mayor velocidad hacia el Golfo de México para dirigirse hacia Estados Unidos.

Cabe decir que en prácticamente todas las playas de la zona considerada, mar abierto de la Zona Hotelera de Cancún como son Gaviota Azul, Chacmool, Marlín, Ballenas y Delfines, las autoridades de Protección Civil mantuvieron instaladas las banderas rojas como referencia de los riesgos para meterse a nadar, pues incluso la marejada estuvo arrastrando enormes troncos.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.