miércoles, agosto 5

Comerciantes luchan por sobrevivir

0
200

Si la tarifa de luz le pega al gran sector empresarial, el incremento que se ha venido registrando mata al micro y pequeño comercio y al resto de la población. Así lo aseguraron comerciantes y pequeños propietarios de negocios que están luchando en el destino por sobrevivir a una baja temporada turística que genera un menor consumo, y a las alzas desmedidas que se están registrando en los cobros de la luz.

La situación ya es crítica para muchos negocios del destino que prefieren cerrar cortinas que seguir pagando más del 40 por ciento, de sus ingresos en el pago de luz.

El incremento que se ha venido dando se reportó desde hace más de dos meses, cuando hoteleros del Centro de Cancún y la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) reportó que los incrementos eran insostenibles y que estaban colocando al sector productivo en una situación muy delicada.

Y es que, de un mes a otro, empresarios reportaron que la tarifa de luz se había incrementado hasta en 300 por ciento, con un mismo nivel de consumo, lo que desestabilizaba todo el presupuesto de operación.

La situación es delicada y organismos como la Coparmex, referían que esta condición se está dando aquí como en el resto del país, pero sobre todo, en los destinos turísticos donde se ha notado el diferencial más grave.

En el caso del Consejo Coordinador Empresarial, que agrupa a más de 60 organismos empresariales y académicos, también se alertaba la situación y se refería que ya se había solicitado una reunión emergente con la Comisión de Energía y autoridades para que se diera una explicación puntual de cómo se estaba calculando la tarifa y en base a qué se estaban reportando estos incrementos.

Esta revisión ya se realiza también a nivel nacional por medio del CCE y el sector no quita el dedo del renglón hasta que se aclare por qué se han dado estos incrementos que se consideran injustificados porque el consumo es el mismo.

Ahora, se sabe que la Asociación de Hoteles de Cancún y la Canirac, ya iniciaron sus procesos jurídicos para subirse a los amparos que obligan a la autoridad a realizar un verdadero análisis, en tanto los pagos excedentes son resguardados y podrían retornar en caso de que se tenga un amparo a favor.

Para aquellos comercios y tienditas de esquina que no tienen recursos para proceder legalmente y que apenas y sobreviven, la situación es aún más delicada, pues el consumo de luz los está llevando al cierre definitivo del negocio, pues no se tiene ni para el pago del trabajador en esta temporada y menos para la luz, por lo que se prevé que de continuar esta situación antes de la temporada de invierno, muchos negocios habrán cerrado sino se tiene un verdadero ajuste en el tabulador.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.