martes, agosto 20

Cómo evitar que tu vecino robe tu Wi-Fi

0
304

Seguro te ha pasado más de una vez que estás viendo tu serie favorita en Netflix y de repente se pausa porque la conexión a internet está lenta. Culpas a la compañía telefónica o incluso hasta a Netflix, pero tal vez, es alguien más quien está ocasionando el problema. Tu vecino podría estar robándote la señal de Wi-Fi.

Además de perjudicarte económicamente, esto podría ponerte en riesgo pues cualquier hacker podría tener acceso a tu red y por ende a tus dispositivos y robar tus datos personales. Por eso, para saber si eres víctima de esto, te decimos algunos sencillos pasos para detener a tu vecino y puedas disfrutar de la velocidad de tu conexión como debe ser.

1. Revisa los dispositivos conectados a tu red
Cada módem te da la posibilidad de revisar la lista de dispositivos conectados a tu red desde el panel de control. Para hacerlo, será necesario revisar el manual o contactar directamente a tu proveedor para que te ayude a entrar al sistema.

Una vez ahí, identifica qué dispositivos están conectados. Generalmente aparece el nombre de fábrica o, si lo tienes configurado, aparecerá con tu nombre.

Si ves dispositivos extraños o que definitivamente sabes que no tienes, entonces están robando tu señal. Lo que puedes hacer es desactivarlos o bloquearlos de la lista de dispositivos que se pueden conectar a tu red.

Te recomendamos: El wifi, más adictivo que sexo, drogas y alcohol
2. Cambia la contraseña de tu Wi-Fi
Puede sonar a algo lógico, pero muchos prefieren mantener la contraseña de fábrica; sin embargo el no personalizarla facilita a otros conectarse.

Para cambiar la contraseña ve al panel de control de tu módem y elige una nueva contraseña; preferentemente que no sea fácil de adivinar por tus vecinos, como el nombre de tu perro o tu apellido. También te recomendamos cambiar el nombre de la red para tener mayor control.

Una vez que hagas este cambio, todos los dispositivos conectados te pedirán la nueva contraseña. Así que si alguno de tus vecinos la estaba usando, dejará de estar colgado a tu red de manera automática.

3. Activa el protocolo de encriptación
Puede sonar a un paso mucho más avanzado, pero no es difícil. Lo único que debes hacer es ir al panel de control y activar la encriptación WPA2. Ésta, es la encriptación más reciente y evitará que hackers puedan ver el tráfico en tu red.

Cuando lo actives, necesitarás poner una nueva contraseña y todos los dispositivos conectados la necesitarán.

4. Mantén actualizado tu módem
Tal vez pienses que una vez instalado, ya no debes hacer nada, pero no es así. El software debe actualizarse constantemente. Puedes hacerlo desde el panel de control o comunicarte con tu proveedor de internet para que te guíe en el proceso y mantener al día los parches de seguridad.

Fuente: Milenio

Leave a reply