sábado, julio 4

Comparsas austeras, pero no paran el baile

0
257

El retraso de las comparsas valió la pena, porque aunque estuvieron austeras, los reyes y sus cortes se lucieron ya que de principio a fin bailaron. No se tendrán los cuerpos de cubanos ni brasileños, pero sí el alma, el de bailar y mostrar un amplio repertorio de pasos.

Las comparsas estaban programadas para bailar desde las 6:00 de la tarde, se atrasaron más de una hora, los carros alegóricos programados desde las 5:00 de la tarde tardaron más tiempo en salir casi de manera aislada. Varias camionetas decoradas con globos y palmas de coco circulaban dispersas.
Los que quedaron a deber fueron los soberanos del carnaval, Hecti I y Lizgad I que no supieron inyectarle ánimos.

La fiesta de carnaval fue resaltado por la Noche de las Xtoles, el concursos de las Mises y el baile de Nelson Kanzela. Una licorería contrató ayer una batucada para alentar los ánimos de los adoradores de baco.

Esta agrupación con sus ritmos africanos y brasileños puso a bailar a las personas. Hubo quienes pese a que su fuerte no es el baile acompañaron con las palmas o con unos pasos.

De eso se trata el carnaval, de bailar, de aplaudir de motivar a los participantes, y no estar criticando que si los trajes, carro alegórico son modestos o reparten pocos souvenirs.

El disfraz más llamativo fue el que representó a la Harriet Turner y al papa Francisco ironizando al alcalde.

En la noche se leyó el testamento de Juan Carnaval con la acostumbrada burla y sarcasmo del actuar durante el año de personajes de la política y de las autoridades locales y de ciertos ciudadanos y luego el entierro del rey.

Fuente: Punto Medio

Comments are closed.