martes, octubre 27

Compensación aún pendiente

0
711

 

Recuerdan caso juzgado como un feminicidio

Activistas del Observatorio Ciudadano Nacional (OCN) de Violencia y del OCN de Feminicidio ofrecieron ayer a una rueda de prensa para recordar que a cinco años de la muerte de Martha, el primer caso que se juzgó como ese delito en el Poder Judicial del Estado y que tenía todas las agravantes para tener la categoría de agravado, pero a cuyo responsable solo le dieron 35 años de presión

Las activistas señalaron que a cinco años de este feminicidio, la mamá aún no recibe la reparación del daño, compensación monetaria, pues hay un fondo que maneja el gobierno del estado, que no se podía tocar, porque estaba en otro banco, a cinco años aún no acaba el proceso y por eso quisieron recordarla.

El otro caso tratado en la rueda de prensa es “la agresión que sufrieron las jóvenes en la pasada manifestación por el día de la no violencia contra la mujer”. “Es algo que no debió haber pasado, no lo hubiéramos querido las que estamos trabajando con la violencia, que esta policía cuando llegue a un predio no le tengamos que suplicar que entre para que no maten a una mujer, que nos digan que no pueden entrar”, dijeron.

Presidieron la rueda de prensa realizada en el restaurante Manjar Blanco, Adelaida Salas Salazar, del Observatorio Ciudadano Nacional (OCN) del Feminicidio, y Marcela García y Liseth Castro Alanís, del OCN de Violencia, A.C.

Cumpleaños

Adelaida Salas dijo que Martha hoy estaría cumpliendo años, hace cinco acababa de cumplir 18 y feliz fue por su credencial de elector.

“A ella se la robó el papá, le quemaban las manos, le pegaban, la mamá la tuvo que rescatar y a cinco años de este feminicidio, la mamá aún no recibe la reparación del daño, quisimos recordarla porque son cinco años, fue el primero que se juzga como feminicidio, anteriormente no había feminicidio porque se juzgaban como homicidios”, dijo la activista.

Sobre el caso de las jóvenes detenidas el pasado 25 de noviembre Día de la No Violencia contra la Mujer, la activista señaló que jamás pensaron que sucediera algo así. “Esta agresión que sufrieron estas chicas estudiantes o no estudiantes foráneas o de Yucatán, menores de edad o no, es algo que no debió haber pasado, no lo hubiéramos querido las que estamos trabajando con la violencia”, dijo.

Indicó que jamás pensó que en Yucatán hubiera una policía tan represora y menos en el día que sucedió.

“El boletín que emite la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) diciendo que las agarraron con armas peligrosas y punzocortantes es inaudita esta criminalización que hacen de ellas, la sociedad de Yucatán no debe dejar pasar esto, es tiempo de ver cuál es el papel de la policía”, indicó.

Explicó que cuando ellas solicitaron la alerta de género, extrañamente no hubo ninguna recomendación para la policía, para el comandante Saidén, y tampoco ninguna recomendación para la Segey (Secretaría de Educación del gobierno del estado de Yucatán), jamás una sola recomendación.

Liseth Castro dijo que esas compañeras les hicieron llegar el comunicado sobre la violencia a la que fueron expuestas y en estos días van a subir unos vídeos a redes sociales para describir todas las torturas que sufrieron, porque al parecer hubo abuso sexual. Hubo violencia física impactante.

Miedo

“Quieren salir y revelar todos los abusos a los que fueron expuestas, pero tienen mucho miedo, las están asesorando abogados, el miedo que tienen es impactante, a muchas de ellas yo las contactaba y me decían que tenía pesadillas, me dicen que han tenido que salirse de clases porque una tuvo un ataque de pánico, sufre asma”, dijo la activista.

Comentó que los problemas que ya de por sí sufrían se potenciaron y están muy frágiles en todo.

“Me llama la atención que los medios intenten presionar preguntando si va haber denuncia, cuando ellas pasan un momento de confusión y shock”, dijo.

A la pregunta de que solicitan, respondió que es necesario que la violencia en Mérida pare, que se hagan visibles estos atropellos a las jóvenes.

“Sólo organismos civiles estuvimos dando el acompañamiento, incluso en la SSP y en el hospital con la chica embarazada, no vi a ninguna otra feminista. Es muy triste que se hable de solidaridad sólo en redes, lo que necesitamos es que se actúe apoyando a las víctimas”, apuntó Liseth.

Marcela García comentó que ella se encontraba en la conferencia que impartían Adelaida y Ligia Vera, pero se salió y caminó hacia Paseo de Montejo y le llamó la atención ver soldados y el Monumento a la Patria cercado con vallas.

“Se me hizo muy extraño y me acordé de la marcha, y dije no es posible que pongan soldados por una marcha, es algo desproporcionado, en eso me llegaron los mensajes de las agresiones contra las chicas, vi muchas patrullas, un despliegue de seguridad muy fuerte”, dijo.

Comentó que primero está el respeto a los derechos humanos, de las mujeres y de las niñas.

“Este despliegue me pareció desproporcionado, la represión contra las chicas fue contra la ley, fue desproporcionado, sin ninguna orden y me parece que esto no abona en el día de la no violencia contra las mujeres. Es violencia y es un mensaje de lo que les puede pasar a las mujeres”, indicó.

Destacó que se trató de una violencia institucional muy fuerte, que no abona al diálogo y a la construcción de este respeto, de la eliminación de la violencia contra la mujer, es una confrontación y por esa vía no se puede avanzar.

Sobre la pinta de monumentos dijo que hay una polémica en ese sentido, incluso en redes y entiende que son mujeres jóvenes que están empezando su activismo, viven la violencia de manera muy fuerte, el clima de violencia, en las escuelas y universidades está impresionante.

“Trato de comprender, no de juzgar, es una actitud de hartazgo, de miedo, de basta, de no sentirse escuchadas, atendidas, si vamos a las cifras de la impunidad, abuso sexual, de VIH, tenemos años en las listas de violencia familiar, las mujeres son más violentadas en casa que en la calle, las mujeres no se sienten seguras, vivir con miedo genera este tipo de reacciones, de no pensar antes de actuar”, apuntó.

“Era un buen pretexto ver el gobierno, desde cualquier instancia, el instituto de la mujer, de acercarse y buscar el diálogo, de lo que se trata es de resolver, no la confrontación, si no buscamos la paz, resolver conflictos por medio del diálogo, la violencia nos está aplastando a todo y si no buscamos resolver los conflictos mediante el diálogo, estamos perdidos”, dijo.

Durante la rueda de prensa se leyó un comunicado firmado por “Mujeres Feministas Víctimas del 25N”, donde se relatan los hechos sucedidos el 25 de noviembre, se “repudia el abuso de autoridad de las fuerzas estatales de la SSP y de medios que promovieron el odio sexual y la xenofobia señalando sus lugares de origen”.

“Reprobamos la violencia física, verbal y sexual que sufrieron las siete compañeras quienes desde la injusta detención sufrieron represión y abuso a mujeres menores de edad y en riesgo de salud”.

“Hacemos responsable al Estado de cualquier incidente que nos pueda suceder ya que al día de hoy intentan hackear nuestras cuentas y con patrullas afuera de las casas de algunas compañeras. Cada una de nosotras decidirá si interponer denuncias legales hasta la difusión independiente de lo sucedido”.

De un vistazo

Escrito

En la rueda de prensa se leyó un comunicado de “Mujeres Feministas Víctimas del 25N”, donde se relatan los hechos del 25 de noviembre, se “repudia el abuso de autoridad de las fuerzas estatales de la SSP y de medios que promovieron el odio sexual y la xenofobia señalando sus lugares de origen”.

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply