martes, septiembre 24

Con desaparición de El Niño, vendrá fuerte actividad ciclónica: especialista

0
162

A fines de agosto comienza el pico alto de la temporada de huracanes

Tal y como estaba pronosticado, la actual temporada de huracanes se ha comportado débil, pero no hay que bajar la guardia, ya que el fenómeno de El Niño está cerca de desaparecer y con ello comenzará lo más fuerte de la actividad ciclónica.

El meteorólogo del Comité Institucional para la Atención de Fenómenos Meteorológicos Extremos de la UADY, Juan Vázquez Montalvo, señaló que, hasta el momento, la temporada de huracanes se ha desarrollado muy débil, presentándose únicamente un evento adelantado, en mayo, con la formación del huracán Andrea y de Barry, en este mes.

Esta situación, dijo, se debe a El Niño débil, incluso puso como ejemplo, el caso de Barry, que se presentó como un fenómeno con un comportamiento muy errático, tras ser afectado por vientos cortantes que lo mantuvieron moviéndose muy despacio, en la zona de Luisiana, al norte del Golfo de México.

“Salvo estos dos fenómenos, en la temporada de huracanes de este 2019 nos hemos tenido ningún otro evento, debido a El Niño débil que nos ha estado afectando”, señaló.

El especialista mencionó que el último monitoreo realizado en este mes se detectó que El Niño se encuentra en decadencia y está por desaparecer.

Ante esta situación todo parece indicar que a partir de agosto al no presentarse más este fenómeno se entrará en una fase neutra, por lo que las condiciones de la temporada de huracanes y lluvia se normalizarían.

“A partir de ahí es cuándo habrá que empezar a tener cuidado porque a fines de agosto comienza el pico alto de la temporada, que abarca las últimas semanas de agosto, septiembre y parte de octubre”, advirtió.
Peligro

Vázquez Montalvo recordó que precisamente es en septiembre cuando la Península de Yucatán se ha visto vulnerable ante grandes ciclones como Gilberto e Isidoro, que azotaron el Estado en septiembre.

“Al no tener ya el fenómeno de El Niño, vamos a estar en condiciones neutrales con tendencias a que se forme La Niña. En ese lapso la tendencia es tener un crecimiento explosivo de ciclones, lo cual no ha ocurrido hasta ahora”, insistió.

En ese sentido explicó que El Niño con sus vientos cortantes no deja que se formen los ciclones y sí se da un comportamiento errático cómo sucedió con Barry, que no dejó que se desarrolle.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply