domingo, julio 5

Concesionarios del pasaje público insistirán en subir precio

0
191

Actualmente toman en cuenta que el Gobernador tiene unos meses de asumir el cargo, pero más adelante le insistirán con el tema

Concesionarios del servicio de transporte urbano de Mérida aseguraron que a partir del próximo año insistirán con el Gobierno del Estado para que se dé una solución al problema del servicio, ya que operan “como pueden”, con varias unidades en mal estado y menos frecuencia en las rutas.

Sergio Pino Polanco, tesorero de la Unión de Camioneros de Yucatán (UCY), informó que los permisionarios han acordado esperarse unos meses para que la actual administración “ordene sus pendientes”, y una vez que se defina el presupuesto para 2019 buscarán un acercamiento para insistir con el tema.

La postura anterior muestra un contraste con la que tenían antes los prestadores del servicio, pues hasta hace unos meses amenazaban con suspender las rutas de camiones si el Gobierno no autorizaba un incremento a las tarifas o al subsidio.

Al parecer, los concesionarios ahora “toman en cuenta” que el gobernador Mauricio Vila Dosal tiene unos meses de asumir el cargo y apenas está revisando los temas que quedaron pendientes, por lo que insistir con incremento al transporte no sería adecuado, por ahora.

Asimismo, indicaron que atraviesan por una de las peores crisis económicas en el servicio, pues apenas tienen para pagar el diésel y las refacciones de las unidades que operan en la ciudad.

“Cuando hay tiempos difíciles tratamos de hacer eficiente la operación, en el caso del transporte, todos los compañeros hemos buscado atender al usuario y optimizar cada vuelta que damos, para que no nos resulte en pérdidas y que sean efectivas”, explicó Pino Polanco.

Dijo que ante este panorama, el número de las “vueltas ociosas” se ha reducido, es decir, que las unidades ya no salen con dos o tres pasajeros, sino que esperan más de tiempo para que llegue más gente e inicie el recorrido y eso influye en las frecuencias de cada rutas.

“Cada ruta es un caso especial. La movilización de la gente puede ser del centro a un barrio o viceversa y las que brindan el servicio en circuitos tienen un movimiento diferente. Cuando se trata de un movimiento con pocos usuarios, se van espaciando las frecuencias”, explicó.

En ese sentido, los concesionarios aseguraron que pese a este panorama tratarán de no afectar al usuario y por eso todavía se observan camiones que están en mal estado y continúan en operación.

Golpe

El tesorero de la UCY reconoció que la suspensión del subsidio a los concesionarios representó un “golpe” severo, ya que las empresas transportistas han amortiguado el costo en el diésel y la operatividad de las mil 500 unidades que circulan a diario.

Aclaró que la decisión que el Gobierno del Estado tome en cuanto al equilibrio financiero del transporte definirá el siguiente año las medidas que los permisionarios tomen durante los próximos meses.

Consideró que incluso se podría hacer una combinación entre la reasignación de un subsidio y un incremento leve a las tarifas del servicio, lo que facilitaría la mejora de las unidades.

Fuente: Novedades de Yucatán

Comments are closed.