jueves, enero 23

Concurrido primer sábado de diciembre en el Centro Histórico de Mérida

0
442

Poco a poco el centro de la capital yucateca se va tiñendo de los colores de la Navidad. Las cumbias son remplazadas por los villancicos; y los venteros atiborran sus anaqueles con series de focos y coronas de adviento. Duendes, bastones y la figura de Santa Clos son cada vez más frecuentes para quienes caminan por el primer cuadro del Centro Histórico.

Es el primer sábado de diciembre y los comerciantes lo saben. Desde muy temprano, ambulantes y fijos colocan sus mercancías a la vista de potenciales clientes, quienes con la mirada escudriñan hasta el último rincón de sus establecimientos a fin de encontrar la mejor oferta para decorar sus espacios.

“Las series de focos es lo que más se vende”, comenta Sebastián, un dependiente de una de esas tiendas que se ubican sobre la calle 56. Renos, muñecos de nieve y desde luego, Santa Clos observan atentos desde los estantes mientras preguntamos por los precios de los artículos. Las series de focos oscilan los 200 pesos, “cada vez están más caras”, justifica el comerciante.

Y es que para la decoración navideña no existen límites. Doña Rita, quien además de los insumos para la comida del día, adquirió algunas cosas para decorar su vivienda, da tumbos por las calles con sendas bolsas en las que sobresale una corona navideña. Ha gastado casi mil pesos entre las esferas y algunos muñequitos para adornar el árbol de navidad. Lo hace para los niños.

En las proximidades del mercado de San Benito, la gente recorre las decenas de casas de empeño que se ubican en esa zona. Electrodomésticos, bicicletas y computadoras que han perdido sus pignorantes, son los artículos más solicitados a decir de los encargados. Seguro muchos de ellos terminarán bajo el árbol de navidad en la víspera de la Noche Buena.

Los comerciantes esperan una próspera jornada decembrina, sobre todo para quienes venden artefactos electrónicos en la Plaza de la Tecnología, pues consideran que los juguetes ya están pasados de moda y en sus cartas a Santa Clos, figuran más las tabletas que los rompecabezas o los muñecos de acción.

El operativo de la Policía Municipal de Mérida (PMM) peina cada rincón del Centro Histórico de la capital yucateca. En cada esquina se pueden observar agentes atentos a cualquier eventualidad, sobre todo por el tema de los aguinaldos y pensiones que se cobran en estos días. Uno de ellos asegura que todo ha transcurrido con tranquilidad, hasta ahora.

Los comerciantes del centro coinciden en que conforme transcurra diciembre, sus ventas incrementarán. En el mercado, los locatarios esperan con ansias la víspera de la navidad, pues la compra de insumos para la cena les genera la ganancia más jugosa del año. Acorde a cifras de la PMM, casi medio millón de personas visita el Centro Histórico los sábados de diciembre.

Fuente: La Jornada Maya

Leave a reply