domingo, mayo 9

Condenan a gamers por agresión sexual y comentarios insultantes

0
237

Ahora que el mundo de los videojuegos está cobrando mayor relevancia pues no solo está atrayendo a más jugadores sino a toda una audiencia que sigue los torneos y las transmisiones de los mejores gamers, es importante que la industria deje claro qué tipo de comportamientos no serán permitidos y, esta semana se dio a conocer el caso de un par de jugadores profesionales que, por un caso de agresión sexual y un insulto lanzado Twitch, están siendo castigados.

El primer gamer señalado es Jay “Sinatraa” Won quien ha sido suspendido de la organización de deportes electrónicos Sentinels luego de haber sido acusado de agresión sexual. Sentinels dijo que está investigando el asunto pero, “mientras el proceso está pendiente, está suspendido del equipo. Proporcionaremos una actualización adicional una vez que la investigación haya concluido”, escribió la organización.

El profesional en Valorant, ha sido señalado por su ex novia, Cleo Hernández, por abuso físico y emocional. El caso ha causado tal impacto que, incluso, el editor de Valorant, Riot Games, prohibió a Won jugar en torneos en espera de su propia investigación.

Vale la pena señalar que Won, es uno de los profesionales en los deportes electrónicos más destacados. Ganó el campeonato de la Overwatch League 2019 con el equipo San Francisco Shock y fue nombrado MVP (Jugador Más Valioso) de la liga para esa temporada. Sin embargo decidió abandonar su carrera en Overwatch en abril pasado para unirse a la floreciente escena de Valorant.

El gamer aún no ha rendido su declaración y el caso sigue en investigación.

Otro caso
Uno más que está en problemas es Meyers Leonard un basquetbolista estadounidense que formaba parte de los Miami Heat de la NBA y fue suspendido indefinidamente después de que usó un insulto antisemita durante una transmisión en Twitch.

“El Miami Heat condena con vehemencia el uso de cualquier forma de discurso de odio. Las palabras utilizadas por Meyers Leonard estaban equivocadas y no toleraremos el lenguaje de odio de nadie asociado con nuestra franquicia”, escribió el equipo de la NBA en un comunicado que publicó en Twitter.

La NBA también emitió un comunicado, diciendo que “condena inequívocamente todas las formas de discurso de odio”, dijo un portavoz a ESPN.

Leonard se disculpó a través de un comunicado publicado en Instagram en donde aseguró que no estaba al tanto del significado del insulto cuando lo dijo. “Si bien no sabía lo que significaba la palabra en ese momento, mi ignorancia sobre su historia y lo ofensiva que es para la comunidad judía no es en absoluto una excusa y estaba equivocado. Ahora soy más consciente de su significado y estoy comprometido a buscar adecuadamente a personas que puedan ayudarme a educarme sobre este tipo de odio y cómo podemos combatirlo”.

A pesar de su explicación Twitch tomó la decisión de suspender la cuenta de Leonard pues, como señaló a través de un comunicado: “No permitimos el uso de insultos de odio en Twitch. La seguridad de nuestra comunidad es nuestra principal prioridad y, de acuerdo con nuestras pautas, nos reservamos el derecho de suspender cualquier cuenta por conductas que determinemos que es inapropiadas, dañinas o que ponen en riesgo a nuestra comunidad”.

Otras organizaciones también se han distanciado de Leonard son la organización de juegos y deportes FaZe Clan, en la que Leonard había invertido. Asimismo los patrocinadores Origin PC y Scuf Gaming, ambos propiedad de Corsair, también han dicho que están terminando sus relaciones laborales con Leonard.

Hay que señalar que no ha sido la primer estrella que dice algo inapropiado en una transmisión en vivo en Twitch. Otros ejemplos incluyen a Turner “Tfue” Tenney, un jugador de Fortnite que fue suspendido en 2018 por usar un insulto racial en una transmisión; también está el caso del gamer profesional Daniel “Dubs” Walsh que fue expulsado de la plataforma y suspendido de FaZe Clan después de decir un insulto racial en febrero de 2020, posteriormente su perfil fue reabierto.

Otra celebridad que probó el streaming y también se enfrentó a las consecuencias del uso de lenguaje inapropiado fue el piloto de NASCAR Kyle Larson quien fue despedido de su equipo en abril por decir un insulto racial durante una transmisión de carreras de simulación.

Fuente: El Universal

Leave a reply