martes, junio 22

Conflicto de tierras de Kanasín, atascado

0
1095

Desde hace 4 años que la carpeta está en etapa de investigación

La señora María Trinidad Chi Ruíz, de 63 años de edad, cansada de dar vueltas como carrusel, acudió a POR ESTO! para hacer público su caso y demandar un no ejercicio de la acción persecutoria en su favor, luego de que se presentara en su contra una querella por hechos posiblemente delictuosos en el Ministerio Público de Kanasín, desde hace 4 largos años.

La denuncia en su contra la presentó Miguel Antonio Ordoñez Carrillo, quien en ese entonces dijo contar con la edad de 26 años y reclama la posesión de un terreno ejidal, ubicado en la calle 66 entre la 81 y 83 de la citada población, presentando oficios contradictorios, ya que en uno señala ser posesionarios del mismo desde el año 2013 y en otro ser posesionario desde el año 1997, o sea desde que tenía la edad de 9 años.

La dama, cargando con copias de toda la carpeta de investigación marcada con el número P4-A4-/002195/2015, acudió al Diario de la Dignidad para manifestar que ya han pasado largos años y en el Ministerio Público no resuelven el problema con ese terreno, que afirma adquirió de la señora Paula Vela Martín, a quien se lo cedió su ex pareja sentimental, el señor Ismael Calixto Carrillo Díaz.

De la misma forma, ella exhibió una constancia de actualización y verificación de posesión ante la autoridad ministerial, con fecha 24 de septiembre del 2018, en el que se indica que compareció ante el Comisariado Ejidal, representado por su presidente, Javier Martín Gómez Cauich, y Fernando Baas Can, en la que afirma que desde hace aproximadamente 3 años que tiene en posesión dicho terreno, que adquirió por una cesión de derechos que le fue cedido el 27 de mayo del año 2015, de parte de la señora Paula Vela Martín, quien luego se fue a vivir a Monterrey con su hija.

Incluso exhibió el recibo de agua potable que está a su nombre y otros documentos como recibos de materiales para construcción.

Ahora resulta que el ex yerno de quien fuera uno de los posesionarios pretende la posesión de ese terreno y entre los oficios en que se basa su demanda está una constancia de verificación de posesión ante el Comisariado Ejidal del municipio de Kanasín, de fecha 2 de octubre del 2013, presidido según el escrito por Marcelino Uicab Uicab, presidente del Comisariado Ejidal, y Dionisio Chalé Tzab, como presidente del consejo de vigilancia, donde bajo protesta de decir verdad, manifestó a los representantes ejidales que desde hace aproximadamente 16 años que tiene en posesión el terreno en litigio en la colonia Nueva Santa Isabel en Kanasín.

Ordoñez Carrillo también señaló que la posesión de dicha superficie de terreno lo adquirió por una cesión de derecho que les fue cedido el día 12 de abril de 1997.

En la denuncia y/o querella presentada el 18 de agosto del 2015, Miguel Antonio Ordoñez Carrillo dijo ser pintor automotriz, de 26 años de edad, y con domicilio en la colonia María Luisa de la ciudad de Mérida, señala que en fecha 2 de octubre del año 2013 celebró con el ejido de Kanasín una constancia de verificación de posesión con respecto al terreno que se encuentra ubicado en la calle 66 por 83 y 85 de Nueva Santa Isabel y que posteriormente, en fecha 24 de octubre de ese mismo año, celebró con Patrimonio Kanasín una promesa de compra-venta respecto al multicitado terreno.

Según dice que desde que tomó posesión comenzó a construir en dicho lugar hasta que logró un cuarto y que de manera frecuente iba a limpiar la maleza.

Es el caso que el día 18 de agosto del 2015 le fue informado por su suegro, Víctor René Pat Medina, que sin autorización habían entrado al terreno varias personas, por lo que acudió a cerciorarse y temiendo por su integridad al ver que eran varios, optó por presentarse a denunciar al Ministerio Público.

Se han girado oficios a las autoridades correspondientes, pero han pasado cuatro largos años y hasta ahora dicha carpeta continúa en la etapa de investigación, según la señora, la defensora pública le aconsejó no declarar a pesar de que ella insistía en defender su postura e incluso ella le recomendó a un particular de apellido Casanova que luego de cobrarle mil pesos, ya no supo más de él.

Fuente: PorEsto

Leave a reply