viernes, mayo 24

Conflictos sociales frenan inversión de 7,370 mdd en gasoductos

0
102

CFE paga por obras inconclusas que son detenidas por actos vandálicos y sociales, aseguran expertos del sector.

El pasado miércoles, Manuel Bartlett, director de CFE, acusó que entre 2015 y 2018 la empresa productiva del Estado pagó 62 mil millones de pesos a firmas como IEnova, TransCanada y Carso Energy por 7 gasoductos que no han podido transportar el energético.

En su defensa las compañías argumentaron que los paros y retrasos en la operación de sus instalaciones son ajenos a las empresas y se deben a conflictos sociales y vandalismos que las autoridades federales y estatales conocen, pero no han resuelto.

Información de la Secretaría de Energía muestra que 3 de los 7 gasoductos son de TransCanada –que en alianza con IEnova desarrolla una de las obras–, además dos ductos corresponden a Fermaca, en tanto que Carso Energy y Enbridge tienen un proyecto cada empresa, infraestructura que en total representa una inversión de 7 mil 370 millones de dólares.

Bernardo de la Garza, exsubdirector de Pemex, explicó que los contratos de los gasoductos son financiados por las firmas en un plazo fijo, pero si la infraestructura no se concluye en tiempo y forma o por causas ajenas a las compañías, el contratante –CFE en este caso– tiene el compromiso de pagar, operen o no.

“Si finaliza el plazo y la obra no se terminó por temas ajenos a la constructora, la CFE aún tiene el compromiso de pagar por el ducto porque son temas que el Gobierno debe resolver, no las empresas. Son convenios totalmente legales y se usan en muchas partes del mundo”, aseguró el también consultor energético y legal.

Rosanety Barrios, exjefa de la Unidad de Políticas de Transformación Industrial de la Secretaría de Energía, detalló que en general son temas políticos los que frenan las obras, pues incluso algunas instalaciones enfrentan vandalismo por parte de los “activistas”.

“Es una oposición de comunidades con intereses no muy claros, son temas más políticos (…) Yo creo que este gobierno puede solucionar estos problemas porque tiene más credibilidad ante la sociedad que otras administraciones”, comentó la especialista.

TransCanada es quien tiene más ductos detenidos, con tres, cuyos tramos son Tula-Villa de Reyes, Tuxpan-Tula y Sur de Texas-Tuxpan, este último en sociedad con IEnova.

En conferencia con analistas, Russ Girling, CEO de TransCanada, dijo que causas de “fuerza mayor” provocaron los retrasos y anticipó que entre 2019 y 2020 entregarán sus obras.

Sus proyectos en conjunto representan inversiones por 3 mil 123 millones de dólares.

“Dado que completar nuestros proyectos es claramente de mutuo interés tanto para la CFE como para TransCanada, recibimos con beneplácito la oportunidad de trabajar con el gobierno”, respondió la empresa en un correo.

Fermaca, por su parte, tiene dos ductos en desarrollo: La Laguna-Aguascalientes y Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara, en los que invertirá 766 millones de dólares, los cuales deberían haber entrado en operación en noviembre del año pasado.

“Estamos terminando (de construir) lo que se ganó en las licitaciones que es el (gasoducto) del segmento Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara que estará listo en mayo de 2019; son inversiones muy importantes”, dijo en entrevista previa Jorge Vera, director de Mercadotecnia de Santa Fe Gas, subsidiaria de Fermaca.

En tanto, Enbridge, por medio de su subsidiaria Spectra Energy, construye el proyecto Nueces Brownsville, en el que se requerirán 2 mil 911 millones de dólares. Sin embargo, aunque debería operar desde octubre de 2018, la obra no se ha concluido.

Finalmente, se encuentra el gasoducto Samalayuca-Sásabe de Carso Energy, que representa una inversión de 570 millones de dólares y que no puede operar porque habitantes de la zona obstruyen la obra.

“La construcción se ha visto interrumpida significativamente en 16 tramos que suman 86 kilómetros, que han retrasado en más de un año la conclusión del proyecto y que continúan obstruyendo el concluir los 620 kilómetros, encareciendo la obra y los gastos financieros”, detalló Carso Energy.

Obras que sí operan
A contrapelo, tres tramos de gasoductos ya arrancaron operaciones en 2018: El Encino-La Laguna, que va de Chihuahua a Durango; Colombia-Escobedo en Nuevo León y El Encino-Topolobampo que va de Chihuahua a Sinaloa, muestran datos de la Secretaría de Energía.

Los proyectos, cuyas inversiones suman 2 mil 247 millones de dólares, pertenecen a TransCanada, Howard/Clisa y Fermaca, y se trata de obras que suman una longitud de mil 247 kilómetros.

Información de la Asociación Mexicana de Gas Natural (AMGN) señala que en México la industria del gas natural representa una inversión aproximada de 20 mil millones de dólares en las actividades de distribución, transporte y almacenamiento.

Fuente: El Financiero

Comments are closed.