miércoles, octubre 23

Consternación e indignación

0
179

Incredulidad por la muerte del chofer “Barbas”

TICUL.— Gran consternación causó en la ciudad la muerte de José Canché Cámara, de 40 años de edad, quien se desempeñaba como chofer y junto con su patrón, Rodrigo Azarcoya Moo, 37 años, propietario de la zapatería “Yomira”, fueron baleados la noche del lunes cerca de Tapachula, Chiapas.

De acuerdo con familiares y amigos, el infortunado, quien también se dedicaba a la albañilería, viajó el domingo pasado a un municipio chiapaneco, cerca de la frontera con Guatemala, junto con el empresario zapatero, quien entregaría mercancía a una cliente.

Anteayer lunes, cuando retornaban cerca de las 7 de noche, la camioneta la camioneta blanca, placas NY-2035-A, en la que iban, recibió varios impactos de bala de un grupo de asaltantes. De acuerdo con medios locales, fueron más de 10 disparos que dieron en el lado del copiloto.

A Canché Cámara le sobreviven su esposa y sus tres hijos. La noticia del asalto conmocionó a los habitantes de esta ciudad, ya que ambos ticuleños son muy apreciados en la comunidad.

Anteanoche y en el transcurso de ayer martes, un gran número de personas acudieron a la casa de Canché Cámara, (a) “Barbas”, en la calle 31 entre 18 y 20, del barrio de Santiago.

Sus padres Elena Cámara y José Canché no daban crédito a lo sucedido.

—El domingo en la mañana (Canché Cámara) me llevó al cementerio, pero lo noté raro, porque cada vez que vamos al camposanto se pone a platicar con los sepultureros, pero esta vez estaba solo parado en un lado —expresó su madre.

—También hace unos días le compraron un mototaxi y estaba muy contento, hasta me dijo que él me llevaría al doctor en el vehículo —agregó afligida Elena Cámara.

Fuera de peligro

En cuando al zapatero Rodrigo Azarcoya, familiares indicaron que estaba fuera de peligro, aunque se manejó la versión que aún estaba delicado de salud, debido a que recibió varios impactos de bala. Tras el robo, se interpuso la demanda correspondiente ante las autoridades chiapanecas.

Las redes sociales se inundaron de comentarios de indignación sobre el hecho, e incluso la nota del periódico “¡Al Chile!”, de Grupo Megamedia, fue compartida más de mil veces en Facebook.—

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.