domingo, septiembre 20

Contabiliza Yucatán 84 muertes sospechosas en las últimas semanas

0
851

 

En las últimas dos semanas, en Yucatán han fallecido 84 personas con sospecha de COVID-19 tanto en la vía pública como en sus casas, según informó la Fiscalía General del Estado.

En las últimas dos semanas, 84 personas han muerto en la vía pública o en sus casas sospechosas de coronavirus, según informó la Fiscalía General del Estado. Mérida, Kanasín, Umán, Valladolid, Ticul, Progreso, Motul y Tekax son los municipios donde se han registrado.

En promedio son seis los decesos diarios que se han registrado de personas con al menos un síntoma propio de la enfermedad, la mayoría con problemas para respirar. De acuerdo con los informes, alrededor del 65 por ciento de las muertes han sido hombres y en su gran mayoría eran personas de la tercera edad con antecedentes de enfermedades previas.

Entre ellos, el de una mujer de 52 años de edad que murió en un mototaxi en Kanasín cuando era trasladada a la clínica del IMSS para recibir atención médica.

Con datos de las autoridades policiacas y de salud, del 19 de julio al 1 de agosto se recibieron los avisos de 84 personas fallecidas en la vía pública o en el interior de predios particulares.

Al tratarse de un deceso como marca el protocolo, la policía da aviso el Ministerio Público, que acude para realizar las indagatorias correspondientes y dar fe de los hechos.

La policía reportó que los fallecidos habían presentado síntomas de coronavirus, por lo cual se activaron los protocolos sanitarios correspondientes y se dio parte a la Secretaría de Salud.

Mérida, Kanasín, Umán, Valladolid, Ticul, Progreso, Motul y Tekax son los municipios donde se han registrado fallecidos con sospechas de coronavirus.

En la semana que recién concluyó, en Mérida se registraron un total de 30 decesos sospechosos de coronavirus, tanto en la vía pública como en casas particulares.

El más reciente se registró ayer en la Melchor Ocampo.

En estas muertes, los encargados de realizar los levantamientos de los cadáveres son las funerarias. Se ignora si en estos casos se realiza alguna prueba para determinar la causa de la muerte.

Por su parte, debido a la contingencia, el Servicio Médico Forense no levanta a personas fallecidas por enfermedad ante los protocolos de sanidad.

Por el momento, el Semefo sólo interviene en los casos donde no hay sospechas de que la causa de fallecimiento pudiera estar relacionada con COVID, es decir, en muertes violentas como accidentes de tránsito, homicidios o suicidios.

Cuando ocurre una muerte no violenta se le dan las facilidades a la familia para que una funeraria se haga cargo del servicio.

Fuente: Por Esto

Leave a reply