Continúa desplome de venta de pescado en Cuaresma

0
45

CAMPECHE, Cam., 24 de marzo.- Las ventas de pescado, mariscos y carnes blancas durante el periodo de Cuaresma han comenzado de la peor forma, durante un recorrido por el mercado “Pedro Sainz de Baranda” se pudo constatar que la gente cada vez respeta menos las tradiciones católicas o no les alcanza para comer lo que habitualmente se consumía durante los 40 días previos al inicio de la Semana Mayor del periodo de Semana Santa.
En el área de pescados y mariscos de la central de abastos, el comerciante Porfirio Díaz precisó que las ventas comenzaron mal y están pintando peor que en años pasados, dado que al hacer el comparativo de las ventas en tres años, estas han caído hasta en un 60 por ciento.
Reveló que en dicha área siempre son los mismos que están luchando día tras día para ofrecer sus productos a los consumidores campechanos, por lo que al percibir la llegada de dos o tres personas terminan compitiendo por ver quién atrae a los clientes para venderles, lo que implica reducir el precio de los pescados o mariscos.
“La venta está muy baja, siempre somos los mismos que estamos aquí, luego vienen dos o tres personas y nos peleamos por venderles, son diversos factores, pero en sí, las ventas están en un 60 por ciento menos que en años pasados”, lamentó.
Por su parte, Julio Vargas reconoció que el tema de los precios del pescado no es el motivo de las bajas ventas, pues no ha aumentado el costo del producto, aceptando que un factor lamentable que impide a los campechanos comprar los productos a los que regularmente están acostumbrados es el tema económico, que sigue afectando a las familias, pues no hay el suficiente recurso para comprar.
Por ello, el primer comerciante entrevistado precisó que el precio del pescado no aumentó, añadiendo que este continúa barato, poniendo de ejemplo que el kilo de filete de pescado continúa a 60 pesos, el de corvina a 140 y el pedazo de bala de 20 hasta los 50 pesos, lo que llama la atención por las bajas ventas.
Ambos añadieron que los únicos días que aumenta la venta es jueves y viernes, pero que durante el resto de la semana han tenido que rematar el producto, lo cual representa pérdidas económicas, pues la inversión realizada no se recupera del todo por la falta de clientes, lamentando que “ya no sea como antes”.
Por otra parte, vendedores de carne de pollo precisaron que la temporada de cuaresma no es algo que esperen, pues con el cambio de pensamientos ya no son temporadas que respeten todos los ciudadanos, por lo tanto es normal que las ventas de los productos que antiguamente se acostumbran consumir sigan reduciéndose.
Fuente: PorEsto

Comments are closed.