jueves, septiembre 19

Continúa la impunidad del transporte público

0
2261

Consideran ciudadanos que los directivos de las concesionarias que brindan el servicio de transporte público en la Zona Hotelera incurren en desacato ante las autoridades municipales, en virtud que, pese a que no se autorizó el ingreso de SEA Coordinado, los concesionarios introdujeron cincuenta unidades completamente nuevas y, según las empresas, mucho mejores de las que circulan actualmente, sin importarles pasar por encima al Ayuntamiento.

A pesar de que el secretario de la comuna, Jorge Aguilar Osorio, dio a conocer que las concesionarias carecían de permisos para ingresar nuevas unidades como SEA Coordinado y, por lo tanto, cualquier acción al respecto será ilegal, desde mediados de la semana se apreciaron, tanto en la Zona Hotelera como sobre la avenida Tulum, camiones color rojo, recién salidos de fábrica y todavía oliendo a nuevos, con el logotipo SEA a los costados.

También dijo que el Ayuntamiento de Benito Juárez no puede dar ningún aval sobre el ingreso de los 50 nuevos camiones que controlaría una sola empresa hasta que la parte jurídica no se resuelva, lo que no importó en lo absoluto a los concesionarios que, sí o sí, pusieron las unidades en circulación, pese a que interpusieron varios recursos de amparo contra el Congreso del Estado, que determinó una revisión al contrato de concesión y por lo tanto, al menos en la teoría, no podían introducir las unidades hasta que el asunto se resuelva jurídicamente, lo que no importó a SEA Coordinado.

A simple vista, las unidades son semejantes a las que tienen en circulación las concesionarias, con asientos igual de incómodos y, aparentemente, sin aire acondicionado, como parece demostrar que todas las ventanillas estén abiertas.

Con este claro desafío a la autoridad que, a ojos ciudadanos se ve muy tibia respecto al tema, de nueva cuenta queda patente la impunidad con que se manejan las concesionarias de transporte público que entraron al esquema de empresa única SEA Coordinado.

Tampoco cantan mal las rancheras las empresas toleradas y en especial TTE, con choferes que, en lugar de encontrarse al servicio de los usuarios, abusan del pasaje cuando permanecen por interminables minutos en los paraderos, atiborran las unidades de usuarios, sin importarles que, en caso de accidente, el seguro no respondería a causa del sobrecupo.

La falta de respeto al usuario llegó a extremos tales que los propietarios de las unidades modificaron los asientos para que cupiera un mayor número de pasajeros, que se ven obligados a viajar apachurrados unos contra otros en las atiborradas bancas, mientras que sobre importantes avenidas o en los paraderos que se les ocurra tanto en la ciudad como en la zona hotelera, los camiones permanecen haciendo sitio todo el tiempo que se le antoje al chofer e inclusive en la Zona Hotelera hay unidades que se detienen tanto en paradero como fuera de paradero, por varios minutos, a la espera de pasaje, si tienen suerte, puede ser de turistas extranjeros que pagan en divisas.

Con este panorama, no es de extrañar que persistan las quejas ciudadanas respecto al pésimo servicio que ofrece el transporte público, la escasa capacitación de una buena parte de los choferes, especialmente de TTE, que se han convertido en un peligro al volante.

El joven Emilio, usuario frecuente de la Ruta 1, dijo respecto al ingreso de los camiones de SEA Coordinado que no hay mucha diferencia en cuanto a comodidad, salvo que los motores no escandalizan tanto como los viejos y además cuentan con servicios como WiFi gratis a bordo.

“Lo que no me parece bien es que hayan entrado en la ruta sin permiso del Ayuntamiento, después de agruparse las concesionarias en una sola empresa de transporte y me pregunto hasta cuándo va a actuar la autoridad para ponerles un hasta aquí”.

Fuente: PorEsto

 

 

Leave a reply