Continúa la ola de crímenes

0
32

Amarrado de pies y manos y cubierto con una cobija fue encontrado el cuerpo de un hombre que permanece en calidad de desconocido, en la colonia Bethel de la Región 241, la mañana de este domingo.

El cuerpo tenía desprendido parte del cuero cabelludo y presentaba golpes y un impacto de bala en la cabeza.

En el lugar fue encontrado un cartucho útil y un casquillo percutido, ambos calibre .45 milímetros.

Con este hallazgo, la cifra de ejecuciones en lo que va de este año en Cancún, se incrementó a un total de 26 casos.

Minutos después de las 11:00 horas de este domingo, vecinos de la colonia Bethel en la Región 241 reportaron al número de emergencias 911 el hallazgo de un cuerpo sin vida, tirado en un camino de terracería.

Elementos de la Policía Municipal llegaron al lugar y al confirmar la presencia de un cuerpo sin vida acordonaron la zona, y más tarde llegaron agentes ministeriales y peritos criminalistas para procesar la escena del crimen.

Al ingresar a la zona acordonada, los peritos localizaron y aseguraron un cartucho útil calibre .45 milímetros y un casquillo percutido del mismo calibre.

El cuerpo sin vida estaba cubierto con una cobija a rayas de colores rojo, azul y rosado, con manchas de sangre y orificios; y junto al cuerpo, se encontró una piedra con manchas de sangre.

Al descubrir el cuerpo vieron que se trataba de un hombre que estaba boca abajo, con las manos y pies amarrados hacia atrás.

El ahora occiso vestía con una playera sin mangas de color negro con el número 25 en la parte frontal, pantalón de mezclilla de color azul, botas tipo mineras de color negro y un cinturón de color beige.

En la boca, el ahora occiso tenía una playera tipo polo de color gris y al revisarlo detalladamente, los peritos vieron que tenía un tatuaje de un rostro de una mujer apache en el brazo derecho, otro tatuaje con el nombre de “Ángel” y un vikingo en el pecho del lado derecho.

La víctima presentaba golpes y un disparo en la cabeza, además de que parte del cuero cabelludo le fue arrancado, encontrándose una navaja tipo cutter en el lugar, la cual fue usada para cortar el cuero cabelludo.

Al no encontrar alguna identificación, el cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo) en calidad de desconocido, convirtiéndose en el ejecutado número 26 en lo que va de este año en Cancún.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.