miércoles, abril 8

Coronavirus: suspenden Víacrucis en playa Delfines

0
1125

 

Para evitar la propagación de la pandemia del Covid-19 no se llevará a cabo el evento.

La Coordinación General Evangelización Creativa informó que con motivo de las medidas adoptadas para evitar la propagación de la pandemia del Coronavirus (Covid-19), la ceremonia de la XI edición del Víacrucis que se tenía programado llevar a cabo en playa Delfines, se suspende.

A través de un comunicado expuso que conscientes ante una situación que requiere medidas de prevención de contagio y cuidado a la comunidad como lo es la declarada pandemia del Covid-19, “nos apegamos a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y en conjunto con nuestra autoridad eclesial se ha tomado la decisión de suspender la representación del Víacrucis en playa Delfines”.

“Evangelización Creativa hará lo necesario para que el próximo viernes Santo 10 de abril, se lleve a cabo la transmisión en nuestras redes sociales de la obra grabada. Les invitamos a seguirla y compartirla”, agregó.

Para tal efecto dio las siguientes direcciones: Facebook: @viacrucis Cancún, e Instagram: viacruciscancunoficial

“Es nuestra misión llevar el mensaje de esperanza y amor de Dios, que a pesar de todo es cercano a cada uno de nosotros”, señaló y elevó una oración por todas aquellas personas que han contagiado por la enfermedad en el mundo.

También te puede interesar: Prevención por el Covid-19, un tema de solidaridad y responsabilidad: Mara Lezama

Asimismo agradeció al obispo Pedro Pablo Elizondo, sacerdotes, elenco, bienhechores y a las autoridades municipales por el apoyo.

Medidas de la iglesia católica
El Episcopado Mexicano dio a conocer la suspensión de algunas de sus actividades haciendo eco de las medidas sanitarias, de prevención y tratamiento adoptadas ante posibles contagios del Covid-19. Las cuales incluyen:

Los encuentros para grupos numerosos, como retiros, asambleas, congresos, jornadas y catequesis.

Las celebraciones eucarísticas dominicales en los templos parroquiales, santuarios y capellanías. Cada obispo, en su jurisdicción, podrá dispensar de la obligatoriedad de la misa dominical. Los sacerdotes, sin embargo, no dejen de celebrar la misa de una manera privada.

Facilitar en la medida de lo posible, que las eucaristías sean transmitidas por las plataformas digitales y los medios de comunicación públicos y privados, de modo que los fieles puedan unirse espiritualmente a los misterios de la fe.

Durante los próximos días, con las medidas sanitarias, los templos parroquiales, si cuenta con laicos que puedan controlar la correcta disposición de fieles orantes, pueden permanecer abiertos para la oración personal y comunitaria. Se podría exponer el santísimo para la oración y adoración.

La iglesia pide a los fieles asumir estas medidas de emergencia nacional con serenidad, sabiduría y responsabilidad como manifestaciones de amor, solidaridad y cuidado entre hermanos.

Fuente: Novedades Quintana Roo.

Leave a reply