lunes, marzo 30

Creen que hubo desvío de recursos en Valladolid

0
162

VALLADOLID.— Tras casi un año de haberse iniciado la reconstrucción, ampliación y modernización del campo de beisbol “Aureliano Centeno”, aún no se concluye el proyecto que se presentó al inicio de la obra, por lo que existen sospechas de haberse desviado parte de los recursos que supuestamente se invertirían, manifestó el ex regidor Antonio Tejero Villanueva, quien gestionó los recursos con el ex diputado Liborio Vidal Aguilar.

De acuerdo con datos ofrecidos por el ex regidor, durante su administración gestionó ante el entonces diputado Vidal Aguilar los recursos para llevar al cabo esa obra, que se comenzó hace casi un año, pero hasta la fecha la obra aún no se entrega y el campo se mantiene cerrado al llamado “rey de los deportes”.

El entonces diputado federal hizo entrega de los recursos a Obras Públicas del gobierno del Estado, quien ejecutó la obra, de tal modo que el municipio no tuvo ningún tipo de injerencia en el proyecto.

Nueva entrada

Cuando se presentó el plan ejecutivo, se explicó que incluso la entrada al campo se cambiaría, se mejoría el terreno de juego, ampliación del área de gradas, a fin de que pueda albergar a unos 2,000 aficionados al beisbol, construyendo otros baños, el techo del área de los espectadores, ampliar los vestidores de los jugadores, en fin una obra que implicaba un gasto de $5 millones.

Sin embargo, los pocos que han logrado entrar al campo que por cierto permanece cerrado y con vigilancia en su interior, señalan que el terreno de juego está en pésimas condiciones, con piedras y tierra en algunas partes donde debe haber césped, además que no está definido el primer cuadro de juego.

En la fachada no se hizo nada, solo se pintó de color verde la barda perimetral, se aumentó un poco el área de espectadores. No se hizo un trabajo como el que se esperaba y que fue planteado en su momento, lo cual causa el enojo de los beisbolistas que acudían cuando menos cada domingo a jugar.

Tejero Villanueva, quien además está en contacto constante con los beisbolistas, consideró que no se invirtieron los $5 millones gestionados, de modo que la Secretaría de Obras Públicas estatal y la empresa constructora que se encargó de la obra son los que tienen que explicar lo que pasó.

El ex regidor dijo que el municipio no ha querido recibir esa obra, mucho menos el actual gobierno estatal, por el deficiente trabajo, mientras tanto el espacio permanece cerrado al público y a los jugadores, y por tanto ya no hay encuentros de beisbol a falta de un campo.

El otro campo de beisbol que se ubica en terrenos de la hacienda San Lorenzo Oxmán, ya se convirtió en un elefante blanco y está invadido de la maleza, tanto en el interior como en el exterior.

 

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.