lunes, julio 15

Criminal abandono de autoridades

0
204

Mientras en la zona céntrica de la ciudad, para justificar su egocentrismo y su eslogan “Crecer en Grande”, el ex gobernador Alejandro Moreno Cárdenas gastó 648 millones de pesos en reconstruir parques, Fuentes Marinas y la ampliación del malecón, miles de familias de colonias populares casi están incomunicadas por lo inaccesible de sus calles, llenas de baches y enormes hoyancos, que también el Ayuntamiento de Campeche ha sido igualmente incapaz de rehabilitarlas.

Previo a solicitar licencia como gobernador, Moreno Cárdenas puso en marcha costosas obras, consideradas como innecesaria para los campechanos e, incluso, algunos lo señalan como una forma de justificar un millonario despilfarro de recursos.

Moreno Cárdenas inauguró el parque Moch Couoh, que le atribuyen una inversión de 65 millones de pesos y que actualmente luce abandonado. Inauguró el Distribuidor Vial La Ría-Gobernadores por 335 millones de pesos y que actualmente presenta desprendimientos en la estructura y pesan sobre ella diversos señalamientos de la mala calidad del material.

Asimismo, puso en marcha la ampliación del malecón con una inversión de 13 millones de pesos y que ha generado protesta de los pescadores ante los graves daños ambientales a la bahía. Inició la construcción de las Fuentes Marinas Monumentales, al que destinó gastos por 135 millones de pesos y puso en marcha la revitalización urbana del barrio de San Román, con un gasto de 100 millones de pesos.

El millonario gasto en obras suntuosas e inútiles alcanzaría para pavimentar todas las calles de las colonias populares e, incluso, ha sido la exigencia de la diputada local panista Biby Rabelo de la Torre de canalizar a la pavimentación de calles los 300 millones de pesos que gastarían en el segundo Distribuidor Vial, obra que ha sido cancelada por supuesta exigencia de la ciudadanía.

Colonias con calles destrozadas

Las colonias La Esperanza, Ampliación Bellavista, Josefa Ortiz y Morelos son un ejemplo de la desatención de los gobiernos estatal y municipal, un escenario caótico, de crisis y desesperanza para los miles de habitantes de estos suburbios.

En la colonia Esperanza, los baches y las acumulaciones de agua por las últimas lluvias se hacen presentes; los vecinos del lugar manifestaron que desde la administración pasada no les mandan a componer las calles, lo que ha ocasionado enfermedades y malestar en las personas que andan a los costados de esas vías, porque el acumulamiento ocasiona que los vehículos salpiquen agua a todos los que andan a pie y, de igual forma, provocan daños en los coches que transitan, con la seguridad de que no se afecte su automotor.

Expresaron que los niños son los más afectados porque ellos desde las primeras horas tienen que andar en las calles y temen ser bañados por el encharcamiento o porque se ven obligados a andar por la banqueta, las cuales se atiborran en las horas pico, cuando van a los espacios educativos.

En ciertos tramos de estas vialidades, los huecos dejan de ser baches y se convierten en calles rotas por completo, con roturas de banqueta a banqueta o de casi tres metros de largo; ante este escenario, el ciudadano no puede hacer otra cosa más que quejarse por el problema por el que pasan.

Bellavista, casi intransitable

Donde igual se repite la vista destrozada de las calles es en la colonia Bellavista, donde los campechanos mencionaron que si bien de un lado pueden tener dónde mirar y eso está bonito, cuando regresan la mirada a sus vialidades, éstas dejaron de ser agradables y transitables.

A esta escena de “cráteres lunares”, se une una casa que se encuentran en un risco, de la cual la gente dice que se fue desprendiendo poco a poco la tierra, hasta como está ahora, donde la casa de lámina y cartón pareciera que pronto caerá por el peso y la inestabilidad del lugar donde está colocada.
Los colonos se preguntan por qué el ex gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, en lugar de construir “megaobras” no se dedicó junto a Edgar Hernández Hernández a componer las calles de la capital; aunque afirman que saben que no sólo en el municipio está cruenta la situación, sino que en toda la entidad.

Asentaron que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN) han demostrado el poco interés que tienen en los campechanos, porque cada vez trabajan menos en las colonias de los municipios.
En la Josefa Ortiz igual

Lo mismo sucede en la colonia Josefa Ortiz, donde parte de las vialidades ya no presentan ni pavimentación, por lo que una combinación de polvo se levanta constantemente por el transitar de los vehículos y, cuando llueve, es poco probable que puedan pasar los coches en esa zona.

Los lugares que sí se están pavimentados muestran esa mezcla de baches con calles rotas, que no permiten discernir si la situación está mal o peor.
Los habitantes de este lugar declararon que esta colonia tiene el nombre de quien era conocida como la Corregidora y algunos jóvenes aprovechan la mala situación para burlarse con la frase “Aquí desde hace mucho que no corrigen nada”.

Mencionaron que quienes quedaron como autoridades municipales, desde las elecciones pasadas, no han vuelto al lugar para rellenar los huecos que hay en las calles pavimentadas y pavimentar aquellas donde no existe este material.

La Morelos, llena de huecos

En el escenario común que se mantiene en la ciudad, también la colonia Morelos se une al infortunio, porque sus calles no lucen nada bien y a esto se agrega la poca señalización o confusa, donde los que no visitan constantemente esta zona habitacional no saben si están por tal vialidad o por la otra.

Los colonos expresaron que tanto el actual presidente municipal como el ex gobernador de Campeche se desentendieron totalmente de los campechanos, porque no muestran avance en sus trabajos o no dejaron un buen andar en su gobernanza.

Pronta atención a las exigencias

Los campechanos, quienes andan la mayoría de las veces en transporte público, en coche, a pie o en otro tipo de transporte, los que salen por el pan y van a trabajar para ganar unos centavos para comprarlo, exigieron que las autoridades trabajen a favor de los ciudadanos.

Pidieron que el gobierno municipal deje de usar las calles para promocionarse y que en verdad haga su “chamba”, porque de esta forma los habitantes le podrán dar su voto, si es que labora bien.

De igual forma, solicitaron al gobernador sustituto, Carlos Miguel Aysa González, que en vista de que su antecesor no hizo nada por las calles de los municipios, éste sí dedique un recurso para que se acaben los baches y huecos, porque de esta forma estaría cumpliendo verdaderamente con el trabajo hacia los campechanos.

Fuente: Por Esto!

Leave a reply