Cuerpo descuartizado en Villas Otoch Paraíso

0
20

Habitantes del fraccionamiento Villas Otoch Paraíso, en la Región 259, a pesar de estar acostumbrados a que las calles donde habitan y áreas comunes sean utilizadas como escenarios donde se comete todo tipo de hechos delictivos, principalmente por integrantes de células delictivas, no dejan de impactarse por la saña con la que son cometidos algunos, ya que la huella que distingue a cada cártel que busca el control de la “plaza”, los hace cometer crímenes cada vez más sádicos, y aprovechando que dicho fraccionamiento tiene “la mirada” de todas las autoridades, la mañana de ayer tiraron a la basura el cuerpo de un hombre descuartizado y repartido en cuatro bolsas, así fue consumada la ejecución 103 en lo que va del año.

Un hombre de oficio albañil y quien también se gana la vida pepenando entre la basura buscando latas de aluminio para vender por kilo fue quien, la mañana de ayer, alrededor de las 07:30, descubrió los restos humanos al interior de un contenedor de basura, el cual se encontraba en el estacionamiento de la manzana 107, lote 4, avenida Niños Héroes, en el fraccionamiento Villas Otoch Paraíso, Región 259, al ver una extremidad saliendo de una bolsa de color negro utilizada comúnmente para la basura, dejó de buscar y comenzó a avisarle a la gente que se encontraba en sus alrededores, principalmente comerciantes, quienes se encontraban colocando sus puestos ambulantes, para el tianguis de los fines de semana.

Y aunque ya no es raro para la gente de la zona el despertar a mitad de la noche al escuchar disparos, a tempranas horas con la noticia de que cerca de sus hogares se llevó a cabo una ejecución, o a mediodía les toque ser testigos de una balacera en los estacionamientos, el rostro de terror del hombre que hizo el hallazgo, lo hacía parecer más sangriento sobre todo al mencionar que era un descuartizado y lo que había visto entre la basura parecía ser una pierna y el resto del cuerpo se notaba al interior de otras bolsas.

Personas que viven en otras manzanas dentro del mismo fraccionamiento comenzaron a darse cuenta de que algo había ocurrido al ver el movimiento de autoridades, quienes a pesar de saber que se trataba de un occiso, aceleraban sus unidades por las principales calles, hasta llegar al punto exacto donde iban acordonando con cinta amarilla; algunas personas sólo se limitaron a asomarse por sus ventanas y poco a poco iban obteniendo detalles por los vecinos, quienes entre las rejas de los pasillos, platicaban lo que habían visto o les habían mencionado, pero muchos coincidían en decir “de seguro es otro ejecutado”.

A unos metros del contenedor de color verde, el cual se encontraba rodeado por patrullas, la gente se fue acercando para observar los movimientos de los peritos criminalistas, quienes se encargarían de sacar las cuatro bolsas de color negro y ropa manchada de sangre, que al parecer pertenecía a la víctima.

Luego de dos horas, las autoridades poco a poco se fueron retirando una vez que las bolsas fueron examinadas y los restos humanos fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo).

En dos de las cuatro bolsas se encontraban las piernas, un boxer de color café con rojo, y un pantalón de mezclilla de color azul marino, en una de las piernas se apreciaban los restos de una cuerda de color verde, con la cual, al parecer, los criminales le pusieron como torniquete mientras la amputaban, en la tercera bolsa, encontraron la cabeza y los brazos; finalmente, en la cuarta bolsa estaba el tronco, pies y manos.

Dentro del mismo contenedor se encontraron otras prendas de vestir y zapatos, los cuales presentaban manchas de sangre y que al parecer pertenecían a la víctima, por lo cual fueron asegurados.

Una vez que las autoridades se retiraron, los vecinos se quedaron con el mal sabor de boca, y preguntándose hasta cuándo dejaran de ser testigos de la ola de violencia.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.