lunes, junio 17

Cumbre en Quintana Roo es cancelada por elecciones

0
1521

El Encuentro de Alto Nivel para la Atención del Sargazo en el Gran Caribe, que estaba programado para este 28 de mayo, fue reprogramado para el próximo 27 de junio, reveló el expresidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, Carlos Gosselin Maurel.

De acuerdo con los organizadores de esta cumbre, la cancelación se realizó por motivo de las elecciones locales que se llevarán a cabo el 2 de junio.

Gosselin Maurel advirtió que, con base en los 756 mil metros cúbicos de sargazo que recalaron en los 18 km de playa de Puerto Morelos, se calcula que este año llegarán a la costa de Quintana Roo 25 millones de metros cúbicos, lo que equivale a 3 mil canchas de futbol con un metro de altura de sargazo.

La costa de Riviera Maya, en el Caribe mexicano, proporciona la mitad de los ingresos por turismo del país y, hasta 2014, a sus costas apenas había llegado el sargazo. Pero una posible combinación de cambio climático, contaminación derivada del uso de fertilizantes, y flujos y corrientes oceánicos, fue el detonante del problema.

Más allá del impacto al turismo en el Sureste mexicano, el sargazo representa además una consecuencia grave del cambio climático y la contaminación que acontece en el planeta, particularmente en mares y océanos.

Datos de la Red de Monitoreo del Sargazo, en los últimos días, Playa del Carmen, Akumal, Chemuyil, Caleta Tankah, Tulsayab y Tulum, en la Riviera Maya se han visto afectados por el arribo del alga a la costa.

Autoridades advierten del peligro de que el alga llegue a gran velocidad a las playas, incluso calculan que podrían ser sólo en un par de horas en las que la clara arena se vea cubierta del color marrón característico del sargazo.

 

Problema grave

Aunque no tenga el impacto global del derretimiento de los casquetes polares, las vastas masas de sargazo que llenan el Caribe podrían ser una de las consecuencias del cambio climático más visibles por el elevado número de turistas que visitan las populares playas de la región, según algunos funcionarios.

“Se trata de uno de los mayores retos que enfrenta el mundo como consecuencia del cambio climático”, dijo el gobierno del estado de Quintana Roo, conocido por la gran cantidad de resorts vacacionales que alberga en sus costas. “Dicho desafío requiere de la suma de esfuerzos multinacionales y de un compromiso global para encarar los efectos del desarrollo económico sobre el medio ambiente”.

Aunque la cifra de viajeros que llegaron al aeropuerto de Cancún en marzo subió un 3.3 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior, muchos temen que este ritmo no pueda mantenerse si el sargazo cubre la arena blanca y las aguas turquesa de sus playas, además de impregnar el aire, ya que el alga en descomposición huele a huevo podrido. A medida que se descompone se hunde, por lo que podría sofocar a los famosos corales caribeños, y su acumulación en las playas podría dificultar el anidamiento de las tortugas marinas.

En ese sentido, Carlos Gosselin detalló que por esa razón se debe pensar en el aprovechamiento del sargazo. En el caso de Puerto Morelos, se sostienen pláticas con cinco grandes marcas interesadas en industrializar el alga y ya hay tres industrias locales que están fabricando productos. En tanto se concreta algo, el producto se lleva a un depósito de 60 mil metros cuadrados.

En cuanto a los resultados que han obtenido con sus barreras contra el sargazo, Gosselin Maurel dijo que con anticipación se advirtió que no funcionarían las que se instalaron en otras partes del estado, pusieron barreras, se les dijo que no iban a funcionar, pero aun así se gastaron 260 millones de pesos en la colocación de vallas para la contención de derrames petroleros, de fabricantes americanos, canadienses y franceses que no habían hecho una para la contención del sargazo.

Además reconoció que el 30 por ciento del sargazo que se retiene en la barrera pasa a la playa, pero ya nada más se recoge ahí el 30 por ciento, con el empleo de maquinaria autorizada por la Semarnat y por el Parque Marino.

 

Fuente: Por Esto

Leave a reply