sábado, agosto 17

Custodios de la cárcel de Cancún son investigados por coludirse con el narco

0
87

CANCÚN, MX.- Luego que quedó al descubierto que Alfonso Enrique “N”, alias “Poncho”, el reo que fue ejecutado el pasado domingo en la habitación número 17 del hospital privado Playa Med, presuntamente mantenía desde ese lugar el negocio de la distribución de drogas, al menos 8 custodios de la cárcel municipal son investigados porque es increíble suponer que las autoridades carcelarias no conocían las actividades ilícitas del presunto líder de una célula del Cártel del Golfo en Cancún desde su supuesto lecho de convalecencia.

Y es que en el interior de su habitación en la clínica privada Playa Med, ubicada a unos metros del Palacio Municipal, al ‘Poncho’ le fue encontrado una bolsa de material sintético que tenía polvo blanco (presuntamente cocaína) la cual quedó tirada en el suelo, bajo del muslo izquierdo, al momento en que fue abatido.

Pero, además, al recluso ejecutado también le fue encontrado una báscula atrás de uno de los cuartos de la habitación, así como documentos a su nombre y una libreta con una lista de nombres atrás de un sillón que se están investigando y dos teléfonos celulares.

Atrás del sillón, había una libreta con anotaciones y documentos diversos que fueron asegurados como parte de las investigaciones.

Todo lo que fue encontrado en la habitación ya fue notificado al fiscal del ministerio público y se está investigando si desde el lugar realizaba aún trabajos de venta de drogas o distribución.

Hoy se informó que la Fiscalía General del Estado continúa la investigación sobre la doble ejecución al interior del hospital privado Playa Med. Este martes se dio a conocer que ya se presentaron los familiares de la mujer que fue ultimada a balazos cuando se encontraba de visita en la habitación número 17 para poder realizar la identificación oficial y llevarse el cuerpo.

Mientras tanto, el reo ejecutado, Alfonso Enrique “N”, alias “Poncho”, identificado como líder del Cártel del Golfo en Cancún, sigue sin ser reconocido oficialmente por familiar alguno.

Por este crimen, se inició la Carpeta de Investigación número 92/2018 por el delito de homicidio en contra de quién o quiénes resulten responsables. (Noticaribe)

Comments are closed.