lunes, septiembre 16

De 30,000 pesos fue el botín de un asalto a zapatero

0
79

MÉRIDA.— La Fiscalía, chiapaneca trabaja para el esclarecimiento del mortal ataque que sufrieron dos yucatecos en Tapachula.

Voceros de la dependencia, informaron al Diario, que la camioneta recibió un total de 15 impactos de bala de armas largas, de alto poder.

De acuerdo con las pruebas de balística, habrían sido por lo menos dos armas calibre R-15 las que se utilizaron los asaltantes en el ataque que cobró la vida del chofer José Canché Cámara, alias “Barbas”, y dejó herido al empresario zapatero Rodrigo Azarcoya Moo, ambos vecinos de Ticul.

De acuerdo con la necropsia, la causa de la muerte de “Barbas” fue “traumatismo craneoencefálico consecuente a impacto de bala en la zona parietal de la cabeza”. Asimismo presentó otras tres heridas en la zona de los costados.

Indagaciones

Las primeras investigaciones arrojan que la principal hipótesis es el asalto, debido a que los hampones se robaron 30,000 pesos que los yucatecos tenían producto de la venta de calzado que realizaron en Guatemala.

Se presume que los asaltantes los venían siguiendo y en un momento dado prepararon el lugar del asalto, ya que colocaron varios troncos para hacer que la camioneta placas YN-2035-A baje su velocidad, a fin de que se consume el ataque.

Las autoridades saben que los asaltantes utilizaron una camioneta Honda CRV, color azul, la cual se rastrea por medio de cámaras de seguridad de la zona.

La camioneta en que viajaban los yucatecos pertenece a la empresa “Yomira”, propiedad de Azarcoya Moo y que está ubicada en la ciudad de Ticul.

El cadáver de “Barbas” aún no había sido entregado. Sin embargo, se espera que hoy ya sea recibido por su familia en Ticul.

A la espera

La Fiscalía yucateca indicó que no les han solicitado colaboración por su similar chiapaneca; sin embargo, estarían abiertos a colaborar en la investigación si lo requieren.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.