jueves, julio 9

HUNUCMÁ.— Agentes federales realizaron ayer martes, a las 12:30 del día, un nuevo operativo en el área del mercado municipal y decomisaron cerca de 30 minicasinos o tragamonedas.

Al igual que en otras ocasiones, surgieron quejas en el sentido de que no se procedió contra los equipos que operan familiares del regidor del Partido Verde, Juan Pablo Tzab Pérez.

—No es cierto, sí se llevaron también maquinitas de doña Elsy (Pérez Uc, madre del regidor) —respondió ante los señalamientos María José Chuc López, quien aseguró que es empleada de la citada persona.

—No es cierto, como siempre solo se llevaron las máquinas de doña Conchi (Koyoc Cimé) —dijo una vecina, quien dijo que fue testigo de los operativos.

Se averiguó que a Concepción Koyoc le decomisaron 10 máquinas, cuyo costo por unidad es de $5,000.

La encargada de otro puesto cercano aseguró que se llevaron siete máquinas tragamonedas, mientras que en el caso de Elsy Pérez le habrían decomisado unas diez, que tenía en los pasillos del centro de abasto.

El operativo fue algo accidentado, pues una de las camionetas en las que se trasladaron los equipos decomisados aplastó decenas de mandarinas de María del Carmen Palomar Novelo, que tenía en el pavimento, en las calles 25 con 26-A.

Ante los reclamos, los agentes federales pagaron $200 a María Elena Novelo Mex, madre de María Palomar, quien en ese momento estaba a cargo del “puesto” ante la ausencia de su hija.

María Palomar consideró insuficientes los $200, pues comentó que también resultaron dañados chiles habaneros y dulces.

Varios curiosos gritaron consignas contra los agentes federales, quienes se retiraron minutos antes de la 1 de la tarde.

—¿Por qué se permite el paso de los vehículos (policíacos) si las calles del mercado están cerradas al tráfico hasta las 3 de la tarde? —cuestionó María Palomar.

Agentes de la Policía Municipal estuvieron en el lugar y apoyaron a los agentes federales para salir del área del mercado.—

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.