martes, octubre 27

Denuncian abuso sexual de niños migrantes en albergues de EEUU

0
383

En los últimos cuatro años se recibieron miles de denuncias de acoso y abuso sexual de niños migrantes en albergues financiados por Estados Unidos, incluyendo decenas de acusaciones contra empleados, de acuerdo con datos oficiales divulgados el martes.

Algunas de las acusaciones son por presunto contacto inadecuado, mostrar videos pornográficos a menores y ver a los menores cuando se bañaban. Otras denuncias fueron por presunta conducta inapropiada de menores hacia otros menores en refugios, así como del personal del lugar.

Los datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) incluyen información de los gobiernos de Barack Obama y de Donald Trump.

El representante Ted Deutch, demócrata por Florida, divulgó los datos del HHS durante una audiencia sobre las políticas de separación familiar en la frontera del gobierno de Trump. Axios fue el primero en reportar los datos.

De octubre del 2014 a julio del 2018, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), dependiente del HHS, registró 4.556 denuncias. El Departamento de Justicia recibió otras 1.303, incluyendo 178 denuncias de abuso sexual de parte de un empleado.

Funcionarios de HHS dijeron que la mayoría de las acusaciones no se han corroborado y defendieron los servicios que ofrecen a los menores migrantes.

“Esto es algo que también nos preocupa”, dijo el martes Jonathan White, funcionario de HHS que estuvo a cargo de la tarea de reunir a menores con sus padres, durante su testimonio ante la Comisión de Asuntos Jurídicos de la cámara baja. “Cada vez que se abusa de un niño… es un caso arriba de lo tolerable. Acatamos todas las leyes que este Congreso ha aprobado, y estamos muy orgullosos del increíble historial que tenemos sobre cumplir con todas las regulaciones, incluyendo referir todas las denuncias para que sean investigadas. La gran mayoría de las investigaciones no fueron sustentadas”.

La ORR se encarga del cuidado de decenas de miles de menores migrantes. Más de 2.700 niños fueron separados de sus padres a mediados del año pasado en la frontera, y enviados a refugios. Pero la mayoría de los menores de edad bajo custodia del gobierno cruzaron la frontera sin compañía de un adulto.

Comments are closed.