Denuncian desperdicio de agua en Hopelchén

0
37

Urge vigilancia estricta para conservar los mantos hídricos

HOPELCHEN, Cam.- Mientras las autoridades pregonan el cuidado de los ecosistemas, como el agua, al ser uno de los recursos naturales más importantes, es lamentable que no haya vigilancia estricta sobre el particular.

Destacó lo anterior José Guadalupe Novelo Rosado, quien tiene predio rústico a escasos 5 kilómetros de esta cabecera municipal y cerca de su área de trabajo se encuentran dos cultivos de arroz que tiran el agua durante las 24 horas del día, a ello se suma el uso de productos agroquímicos para el combate de plagas y enfermedades en la planta, cuya aplicación es aérea.

Subrayó que su predio se encuentra por el camino antiguo que conduce a la comunidad de San Juan Bautista Sacabchén y que de no tomarse medidas al respecto pronto habrá problemas de desabasto del vital líquido en la región y también una severa contaminación del manto freático.

Además señaló que el flujo de agua supera la capacidad de absorción de la tierra y las aguas se acumulan, provocando pestilencias que son ya un verdadero foco de infección, por la proliferación de insectos, como los moscos, y malos olores.

Exhortó a las autoridades de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y otras dependencias federales, estatales y municipales que tengan que ver con el medio ambiente a que tomen cartas en el asunto, ya que la explotación irracional del agua es alarmante. “Además las tierras de la región no son las adecuadas para la siembra de arroz, ya que este cultivo requiere de abundante agua y muy pronto si no se cuida este recurso todos lo vamos a lamentar”.

Recordó que en la década de los 80 hubo un proyecto federal para la siembra de arroz en el valle de Chunchintok, proyecto que fue un fracaso, pues el brazo del Pool Pal no fue suficiente para irrigar la superficie y primero se vendió la maquinaria y equipo a precios irrisorios y al final el monte regreso de nuevo y muy poco queda de los drenes y el mecanizado.

“En el caso de la siembra de arroz que realizan productores menonitas, estos comenzaron con una siembra experimental de 4 hectáreas y actualmente están sembrando aproximadamente 50 hectáreas, por lo que los daños a los mantos acuíferos son muy severos, no obstante se está a tiempo para corregir el rumbo”, concluyó.

Fuente: PorEsto

 

 

Comments are closed.