Deportes que se practicaron en Yucatán y que luego desaparecieron

0
4543

En el siglo XIX y en los primeros años del XX se practicaron en Yucatán diversos deportes que por no haber arraigado lo suficiente en el gusto del público, acabaron por desaparecer para siempre. Por ejemplo en el viejo Circo Teatro Yucateco podían verse, escritos en las galerías, un número de tales deportes, entre ellos el “Indoor baseball” (o sea el béisbol interior o interno, que seguramente se jugaría en el mismo Circo Teatro, lo que nos suena un tanto absurdo).

El Cricket

El 5 de noviembre de 1892, “El Eco del Comercio” publica el anuncio de un nuevo club de cricket:

“Ultimamente se ha formado en esta ciudad un nuevo club denominado “Champion Club”, integrado casi en su totalidad por jóvenes entusiastas, quienes tendrán por juegos favoritos el cricket y el baseball.

“Esta pequeña sociedad cuenta ya con un terreno propio para estos juegos. Además acaba de hacer un pedido al extranjero de varios aparatos necesarios”.

El Jai Alai

“El entusiasmo por el juego de pelota va aumentando cada día en Mérida. Existen ya dos terrenos para desafíos de “base ball”, y ahora sabemos que el Sr. Antonio Ortega abrirá al público en breve un Frontón de Jai Alai, para cuyo efecto está terminando la preparación del terreno en el predio 468 de la calle 50, de la propiedad del señor don José Jesús Palma”.
(Continuará mañana)

LA EMPERATRIZ CARLOTA Y EL VERDADERO MOTIVO DE SU VIAJE A YUCATAN

Contra todo lo que nos podríamos imaginar, el viaje de la emperatriz Carlota a Yucatán no fue un viaje de placer, sino una misión secreta trazada por Napoleón III y el rey Leopoldo de Bélgica.

Corría el año de 1862 y nuestro país pasaba por uno de sus momentos más turbulentos, debido a la falta de dinero en el erario público; las constantes sublevaciones y la enorme deuda extranjera, fueron motivo más que suficiente para que Benito Juárez declarara la suspensión del pago a Inglaterra, España y Francia, lo que lógicamente trajo como consecuencia un enorme conflicto internacional, sin embargo, Juárez logró disuadir a Inglaterra y a España, pero no a Francia, poseedora del ejército más poderoso del mundo y cuyo emperador Napoleón III, siempre había tenido en mente apoderarse de nuestro territorio para implantar un imperio y más que nada lograr adueñarse de los territorios por donde pudiera construirse un canal que comunicase el Océano Pacífico con el Océano Atlántico y de esa forma hacerse dueño de la transportación marítima mundial.

El momento era propicio, ya que un grupo de conservadores, encabezados por el yucateco nacido en Campeche José María Gutiérrez Estrada, viajaron a Europa para invitar a Maximiliano de Habsburgo a ser Emperador de México, con anuencia de Napoleón III, quien para esos tiempos ya se había puesto de acuerdo con el rey Leopoldo de Bélgica, por cierto, padre de Carlota quien llegaría a ser Emperatriz de México por ser esposa de Maximiliano; la idea era abrir un canal que uniera a esos dos grandes océanos ya dichos.

Napoleón III, pensó que iba a ser pan comido la invasión a nuestro territorio, pues creía que sería recibido con afecto, como le habían planteado los conservadores quienes le pedían la intervención del ejército francés para derrocar a los liberales e implantar el imperio.

Fuente: Por Esto!

Comments are closed.