martes, septiembre 29

Desayuno de exmilitares

0
377

Reencuentro en Valladolid para platicar anécdotas

VALLADOLID.— Unos 80 ex militares retirados coincidieron en un encuentro de convivencia familiar, en el que recordaron viejas anécdotas desde que llegaron hace 50 años al 33er. y 36o. Batallón de Infantería, cuando formaron sus propias familias y crearon la colonia Militar y la Oaxaqueña.

El desayuno se realizó en el Centro Universitario de Valladolid (CUV), con motivo del aniversario 105 de la fundación del Ejército.

Sergio Espinosa Rosano, capitán primero retirado, recordó que arribó a esta ciudad con el 33er. Batallón de Infantería y manifestó su alegría de haberse encontrado con varios de sus excompañeros, incluso algunos de tropa. Dijo que los considera sus amigos, ya que tiene muchas anécdotas que vivió con ellos en esa época.

Comentó que él fue uno de los que contribuyeron para la población de las colonias de la ciudad, como la Oaxaqueña, ya que los que llegaron primero en el 36o. Batallón de Infantería se encargaron de fomentar la colonia Militar.

Les dan terrenos

Dijo que al llegar el 36o. Batallón, les repartieron terrenos en lo que ahora es la colonia Militar y de esa forma la ciudad comenzó su crecimiento y desarrollo, ya que decenas de exmilitares se quedaron en la ciudad después de su retiro.

Luego llegó el 33er. Batallón y se comenzó a poblar lo que ahora es la colonia Oaxaqueña, pues la unidad militar llegó de ese Estado.

Varios llegaron con sus familias, pero muchos se casaron con vallisoletanas y se quedaron a vivir ahí.

Con la población militar se logró un buen desarrollo y una fuerte derrama económica para la ciudad, ya que además en esa época muchos estaban por construir sus casas en los terrenos del fundo legal que les había otorgado el Ayuntamiento.

Durante el desayuno, varios exmilitares se mostraron satisfechos de haberse reencontrado, y aunque en ocasiones se ven en la ciudad, “ahora es mucho más gratificante convivir, aunque sea un rato”.

María de los Ángeles Mejía Soto, quien es viuda de un exmilitar retirado, se encargó de la organización del desayuno e invitó a los que tenía identificados.

De acuerdo con información recabada, es el tercer año consecutivo que lleva al cabo este desayuno, dedicado especialmente a los militares retirados, buen número de los cuales continúa trabajando en diferentes cosas.

De hecho, muchos exmilitares se dedican a diversos oficios como carpintería, peluquería, herrería y electricidad, mientras otros fomentaron tienditas y otros son policías municipales. Algunos también ofrecen sus servicios de seguridad privada en algunas empresas.

En el evento estuvo presente Juan Bautista Heredia Hoil, excapitán segundo y oriundo de esta ciudad, quien la mayor parte de su carrera militar estuvo fuera de la ciudad encuadrado en otras unidades militares, hasta que hace algunos años decidió retirarse y volver a su ciudad natal.—

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.