Siete de cada 10 priistas consideran que el partido debe reconstituirse con nuevos cuadros y sólo dos de cada 10 dicen que se debe aprovechar a sus militantes con experiencia, de acuerdo con la encuesta El Economista-Mitofsky.

En tanto, 47.3% de los priistas se manifestó a favor del cambio de nombre e imagen del partido; 43.6% se inclinó por mantenerlos y 9.1% no supo qué responder.

El 43.8% de los ciudadanos consultados refiere que el PRI debe cambiar su nombre e imagen; 40% se mostró a favor de su conservación y 16.2% no sabe.

Sobre la renovación del tricolor, 69.9% de los ciudadanos manifestó que el partido debe buscar nuevos miembros con ideas frescas y 17.2%, que debe utilizar la experiencia de sus políticos.

Sobre la posibilidad de que el PRI se recupere tras  las elecciones de julio, 44.6% manifestó que es posible con el tiempo y 34.8% consideró que el tricolor desaparecerá. En tanto 20.6% refirió no saber.

El 52.2% de la ciudadanía consideró que tras las elecciones del 1 de julio el Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue el partido que resultó perdedor.

De acuerdo con el ejercicio, 19.3% de los encuestados manifestó que todas las fuerzas políticas fueron perdedoras, mientras que 12.6% indicó que fue el Partido Acción Nacional (PAN) y 7% señaló al Partido de la Revolución Democrática (PRD). El 8.9% de los ciudadanos no supo qué contestar.

el Economista