sábado, julio 4

Detectan cargamento de droga

0
1046

CHETUMAL.- Casi una tonelada de cocaína valuada en 237 millones 600 mil pesos fue asegurada por la Secretaría de la Defensa Nacional en las inmediaciones de la comunidad Tomás Garrido, en el municipio de Othón P. Blanco. Esto a tan sólo dos días después que un narcojet se estrellará en la localidad de Blue Creek, en Belice, en la frontera con México, por lo que se presume que la mercancía está relacionada con el fallido aterrizaje de la aeronave.

En un comunicado, la Secretaría de la Defensa Nacional informó que en el marco del “Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024”, este miércoles, elementos del Ejército Mexicano realizaron un importante aseguramiento en el estado de Quintana Roo.

Como resultado del seguimiento de trasiego de droga procedente de Centro y Sudamérica hacia los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo, se obtuvo información respecto al acopio de droga, armas y vehículos en las inmediaciones de la localidad Tomás Garrido, en el municipio de Othón P. Blanco, Q. Roo.

Derivado de lo anterior, se iniciaron reconocimientos terrestres en las inmediaciones del área, localizando en la citada localidad, ocultos entre la maleza, 48 costales que contienen en su interior 20 paquetes cada uno, con un peso total aproximado de 960 kilogramos de un polvo blanco, con las características propias de la cocaína.

De igual forma, en el lugar del aseguramiento de la droga se localizaron 2 vehículos y 3 armas largas.

La droga asegurada tiene un valor estimado en el mercado de 237 millones 600 mil pesos, lo que afecta de manera significativa a las organizaciones criminales. El vehículo, droga y armamento asegurados fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes.

El aseguramiento de la droga se presenta tres días después que se informara del desplome de una aeronave en el poblado Blue Creek, distrito de Orange Walk, Belice.

Autoridades de ese país informaron que no se encontró carga alguna, por lo que podría tratarse de la cocaína localizada y asegurada en Tomás Garrido.

El jet siniestrado es de la marca Gulfstream de color blanco, con las siglas PVO rotuladas a un costado de las turbinas, el cual intentó aterrizar en un camino de terracería la mañana del lunes 30 de septiembre, en el poblado beliceño ubicado en la zona fronteriza con la comunidad La Unión, Quintana Roo, México.

Al parecer la aeronave se desplomó al intentar descender en medio de un banco de niebla, lo que ocasionó que terminara por estrellarse y se partiese por la mitad, quedando varada a un lado del camino.

Según el fabricante, el Gulfstream V (modelo GV) y el G500 son aviones de negocios de gran tamaño y de largo alcance, capaces de navegar a 51 mil pies de altura.

Cabe mencionar que desde ese momento se presumía que la aeronave podría llevar un cargamento de droga, mismo que podría haber sido trasladado por algún punto ciego entre la frontera México-Belice.

Fuente: PorEsto

 

Leave a reply