sábado, agosto 8

Dexametasona es para casos graves de covid-19, no es un tratamiento preventivo: OMS

0
140

 

La dexametasona, que ha conseguido reducir la mortalidad en casos graves de covid-19, sólo debe utilizarse en pacientes críticos, no como fármaco para evitar el contagio del coronavirus, advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Destacó que es muy importante que se use bajo estricta supervisión médica, pues “no es un fármaco para casos leves ni puede tener uso profiláctico, es un antiinflamatorio muy potente”.

¿Qué es la dexametasona?

La dexametasona es un esteroide que se ha utilizado desde la década de 1960 para reducir la inflamación en una variedad de afecciones, incluidos los trastornos inflamatorios, como la artritis, y ciertos tipos de cáncer.

Se ha incluido en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud desde 1977 en múltiples formulaciones, y actualmente está fuera de patente y está disponible de forma asequible en la mayoría de los países.

La dexametasonareduce en un tercio la mortalidad entre los pacientes más graves de covid-19, según los primeros resultados de un gran ensayo clínico.

“Es excepcionalmente importante en estos casos que la medicina se reserve para pacientes gravemente enfermos y críticos que puedan beneficiarse claramente de esto”, dijo Mike Ryan, jefe del programa de emergencias de la Organización Mundial de la Salud.

El equipo investigador cree que el tratamiento a base de dosis bajas de esteroides supone un gran avance en la lucha contra el coronavirus, al reducir el riesgo de muerte en un tercio de aquellos pacientes que se encuentran conectados a ventiladores.

OMS renovará guía sobre covid-19 para incluir resultados de dexametasona

La Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizará sus recomendaciones para el tratamiento del covid-19, a fin de reflejar los resultados de un ensayo clínico que demostró que un fármaco común y de bajo costo puede ayudar a salvar vidas entre los pacientes con síntomas graves de la enfermedad.

Los resultados de ensayos publicados mostraron que la dexometasona, usada desde la década de 1960 para reducir la inflamación en enfermedades como la artritis, redujo las tasas de muertes en alrededor de un tercio para los casos más severos de pacientes hospitalizados por covid-19.

Las guías clínicas de la OMS para tratar a pacientes infectados con el coronavirus están dirigidas a doctores y otros profesionales de la salud y apuntan a utilizar los últimos datos divulgados para informar cómo abordar mejor todas las fases de la enfermedad, desde el diagnóstico hasta al alta médica.

Dexametasona reduce mortalidad en casos graves

Aunque los resultados del estudio de la dexametasona son preliminares, investigadores que lideraron el proyecto en la Universidad de Oxford afirman que los datos sugieren que el medicamento debería convertirse de inmediato en el tratamiento estándar para los pacientes críticos.

En el caso de pacientes conectados a un ventilador, el tratamiento redujo la mortalidad en alrededor de un tercio; mientras que en los casos que sólo requerían oxígeno la mortalidad bajó en un quinto, de acuerdo con los datos preliminares compartidos por la OMS.

El beneficio parece visible sólo en pacientes graves con covid-19 y no se ha observado en personas con síntomas leves.

La noticia se da a conocer en momentos en que las infecciones de coronavirus se aceleran en países de América y luego de que China canceló decenas de vuelos desde y hacia Pekín para contener un rebrote en la capital.

“Éste es el primer tratamiento que se ha demostrado que reduce la mortalidad en pacientes con covid-19 que requieren oxígeno o apoyo de un ventilador”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“Ésta es una gran noticia y felicito al gobierno del Reino Unido, a la Universidad de Oxford, y a los muchos hospitales y pacientes del Reino Unido que han contribuido a este avance científico que salva vidas”, sostuvo.​

Dexametasona carece de evidencia científica para tratar covid-19: INER

La jefa de áreas críticas del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), Carmen Margarita Hernández Cárdenas aseguró que la dexametasona carece de evidencia científica rigurosa para considerarla como un tratamiento eficaz contra infecciones virales y que reducen la mortalidad entre pacientes graves con covid-19.

Este tipo de esteroides, explicó en entrevista con MILENIO, pueden aumentar el riesgo de que la persona adquiera bacterias oportunistas y otro tipo de infecciones, eleve los niveles de su glucosa causándoles complicaciones, “sencillamente empeorará”.

Luego de que Peter Horby, de la Universidad de Oxford, anunciara que la dexametasona “es el único fármaco hasta la fecha que ha mostrado que reduce la mortalidad (por covid) de manera significativa.

Es un gran avance”, Hernández Cárdenas explicó que en el INER, por ejemplo, no utiliza ese tipo de tratamiento por diversas razones, entre estas, jamás se le consideró como candidato entre los protocolos.

Fuente: Milenio.

Leave a reply