Día de playa casi termina en tragedia

0
34

5 bañistas estuvieron a punto de morir ahogados, al ser arrastrados por la corriente marina, frente a costas del Playón de Chuburná Puerto / Tres de ellos fueron rescatados por la tripulación de una lancha turística y bañistas / Dos recibieron RCP / Todos fueron trasladados a distintos hospitales

Un grupo de jóvenes de la ciudad de Mérida que nadaba en la zona del Playón de Chuburná Puerto, en Progreso, estuvieron a punto de morir ahogados la tarde de este domingo, al ser arrastrados por las corrientes marinas en la bocana de entrada al Puerto de Abrigo; por suerte todo terminó en un susto.

Tres de los cinco muchachos fueron rescatados por una embarcación turística que los vio en apuros, cuando estaban a punto de ahogarse en el mar; dos más lograron regresar al Playón, donde fueron auxiliados por policías y paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Cruz Roja Mexicana.

Los hechos ocurrieron aproximadamente a la una de la tarde, cuando los jóvenes estaban nadando y se metieron en una zona peligrosa.

Los muchachos auxiliados en el Playón fueron identificados como la joven Iraní A. Orame, de 21 años y con domicilio en Petcanché, y Jorge Suárez González, de 20 años, vecino de la colonia Mulsay; ambos fueron encontrados por los servicios de emergencia tirados en la arena, donde manifestaron que tenían síntomas como dolor de cabeza, fatiga y mareos.

Después de estabilizarlos, paramédicos de la SSP los trasladaron a la Clínica del IMSS en el puerto de Progreso.

Personas que en esos momentos se encontraban en el Playón les informaron a los policías que otros tres jóvenes también estuvieron a punto de ahogarse y permanecían en la bocana del Puerto de Abrigo.

Los jóvenes fueron rescatados por la tripulación de una embarcación que los vio en apuros, así como por bañistas, quienes los dejaron en un lugar conocido como la isleta de arena. Estos fueron identificados como Edwin Bastarrachea Alcocer, de 22 años de edad, con domicilio en el fraccionamiento Vergel de la ciudad de Mérida; Jorge Blanquet M., de 27, con domicilio en la colonia Chuburná de Hidalgo; y William Canché O., de 22, vecino de la colonia Manuel Crescencio Rejón, en la capital yucateca; este último presentaba debilidad muscular, mareos, taquicardia y vómitos.

Los muchachos fueron valorados por paramédicos de la Cruz Roja y dos de ellos se les aplicaron técnicas de Resucitación Cardiopulmonar (RCP) debido a su estado de gravedad; tras ser estabilizados fueron trasladados al Centro de Salud y a la Clínica del IMSS para su valoración exhaustiva.

Según v múltiples testigos, los 5 jóvenes entraron a nadar, pero fueron golpeados y arrastrados por la corriente marina, donde muchos vacacionistas se acercan a esta entrada y existen unos bajos donde la gente puede caminar, debido a que la zona esta azolvada y se formó una especie de playita.

Sin embargo, lugareños indicaron que si uno no sabes nadar, esta corriente y su fuerza puede arrastrar a las personas.

Al sitio arribó la ambulancia 020 de la Cruz Roja, con los socorristas Rafael Rodríguez y Alexia Escalante; también hicieron acto de presencia los paramédicos de la SSP, quienes arribaron a bordo de la unidad Y-19.

Familiares de los muchachos fueron avisados de la situación, para que acudieron a prestarle apoyo; así fue como un domingo de playa estuvo a punto de terminar en tragedia.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.