lunes, septiembre 23

Diablos Rojos remonta y se convierte en el rival de Leones de Yucatán

0
1612

Como sucedió en el sexto de la serie, Diablos Rojos vino de atrás ahora con poderoso rally de ocho carreras en la séptima entrada, para vencer a Tigres de Quintana Roo, en el definitivo juego siete con pizarra de 13×11, para avanzar a la final de la Zona Sur, donde recibirá a Leones de Yucatán a partir de este sábado a ganar cuatro de siete partidos.

Una de las principales cualidades que tiene Leones a la ofensiva es que, a lo largo de toda la temporada, el ataque no ha recaído en unos cuantos y han actuado más como equipo, distribuyendo entre todos esa responsabilidad que esperan seguir teniendo ante los quintanarroenses.

También algo que caracterizó a este plantel fue lo explosivo que puede ser el bateo, tan así que lograron récord de la franquicia con 126 cuadrangulares. Atrás quedó la marca de 124, conseguida en 1986.

Carlos Sievers, couch de bateo, recordó que cuando acabó la temporada pasada, David Cárdenas, director deportivo, proyectó armar un equipo en el que no se dependa de uno o dos bateadores, y por el contrario que todos carguen con la misma responsabilidad.

“Que todos puedan tocar la bola o conectar un batazo largo. Ese es un trabajo de la oficina, de tener una labor en equipo”, dijo.

De hecho, eso reflejó ahora. A diferencia de ese lejano 1986, en que el poder recayó en Ray Torres (dio 31 jonrones) y Arturo DeFreites (24), con los Leones de 2019 ninguno llegó a 20 cuádruples, pero eso sí, varios alcanzaron los dobles dígitos encabezados por Leo Heras con 15; Luis Felipe Juárez y Alex Liddi, 12; Sebastián Valle y Xavier Scruggs, 11; Jonathan Jones y Humberto Sosa, 10. Art Charles dio nueve, pero en los últimos 37 partidos por la lesión que lo mantuvo inactivo desde el segundo torneo del año pasado.

En su época de jugador, Sievers se caracterizó por hacer fuertes contactos con la pelota y eso es lo que ha procurado aportar.

“Uno trata de ponerle un poquito de su identidad, más no tu estilo. Yo bateaba muy complicado, pero con las cualidades de cada pelotero y la filosofía de pelear agresivo en la zona de straic se han hecho cosas positivas”, mencionó.

Sievers insistió en que todo esto que se le ha logrado es labor de ellos, de su disciplina al trabajo, de estar concentrados. “Todos llevan la misma carga, cualquiera te puede producir, pues tiene la habilidad para ello”.

Que mejor ejemplo de lo anterior, señaló, que el propio Charles, tipo corpulento que pegó ante Oaxaca un triple.

“Así se proyectó el equipo en este año y para mí es mucho más fácil trabajar. Tengo muy buenos bateadores”, añadió.

Sievers también dejó en claro que están preparados para cualquiera de los inicialistas que les toque, poniendo énfasis en los lanzadores zurdos que emplean mucho el cambio y que tanto dolor de cabeza les ha dado.

“Los muchachos sabrán realizar los ajustes correspondientes. Habrá que ser pacientes para sacar lo más pronto al inicialista y meternos al bullpen, donde sabemos que casi todos los equipos de la liga batallan de la quinta a la séptima entrada”, finalizó.

Fuente: Novedades Yucatán

Leave a reply