domingo, septiembre 15

Diputados presentan iniciativa para regular casas de apuesta en Yucatán

0
250

Buscan implementar programas para concientizar a la gente sobre adicciones

Hace seis meses, el diputado Manuel Díaz Suárez, presidente de la Comisión de Salud y Seguridad Social del Congreso del Estado, presentó una iniciativa para crear una nueva ley de adicciones, la “Ley para la Prevención y Atención Integral de las Adicciones de Yucatán”, que pretende reemplazar a la vieja Ley de “Prevención de las Adicciones y el Consumo Abusivo de Bebidas Alcohólicas y Tabaco del Estado de Yucatán”.

“En esta nueva Ley, nos enfocamos en la atención integral de las adicciones en el estado, como todas las acciones y estrategias encaminadas a la prevención, a la detección temprana, al tratamiento oportuno”, explicó Díaz Suárez.

Agregó que hay que reconocer a las adicciones y hacer una definición y clasificación general, desde luego destacando la ludopatía que ya está reconocida a nivel internacional, la adicción a los videojuegos, al internet y otras conductas que de manera normal no son dañinas, sin embargo, cuando ya se realizan de manera reiterativa, interfieren con la vida de las personas.

“No buscamos que esta sea una ley punitiva, sino que le diga al estado que tiene que implementar todos los programas, acciones y medidas para concientizar a la gente”, señaló.

Esta ley apunta a que el gobierno tenga como una de sus prioridades implementar presupuesto, programas, investigación, difusión, acciones, tratamientos, capacitar a su personal en el tema de las adicciones, comentó.

Regulación de casinos

La diputada de Movimiento Ciudadano, Milagros Romero Bastarrachea, presentó también una iniciativa para regular los casinos, que consta de reformas y adiciones a la vieja ley.

Sin embargo, Díaz Suárez insistió en que si su iniciativa es aprobada, la actual ley queda abrogada, porque modifica y actualiza muchos conceptos.

“Ya tuvimos dos foros y reuniones con especialistas para presentarles esta iniciativa. Yo ya había desarrollado un documento para crear una nueva ley de adicciones y abrogar la anterior, porque irnos a una reforma iba a implicar demasiados cambios y lo mejor era hacer una ley nueva”, dice Díaz.

“Pero antes de presentar la iniciativa tuve por lo menos cinco reuniones con especialistas, entre ellos con el presidente del Colegio de Psiquiatría; Colegio de Psicología; con el Poder Judicial, a través del magistrado de Justicia para los Adolescentes; con la Secretaría de Salud; Jugadores Anónimos; Colegio de Salud Pública; con sociólogos; con la comunidad terapéutica ‘El Arca de Noé’ y varios más”.

Los especialistas, incluidos diputados, le hicieron llegar sus observaciones que ya se aplicaron en el producto legislativo y acordaron encargar el dictamen, por lo que le llamó la atención que la diputada Milagros Romero presentara una iniciativa sobre ludopatía, dijo.

“Le recordé que tenemos una iniciativa de ley por dictaminarse, se apruebe o no, y si no prefería hacerla llegar como observaciones o aun así continuaba, porque no podemos reformar algo que ya está abrogado; me dijo que no, que se reforme mientras no esté abrogada esa ley, pero el tema es que me acaban de turnar la iniciativa de ella y cuando yo convoque a todos para distribuirles su propuesta, ya se habrá dictaminado la que yo presenté”.

La iniciativa de Ley, presentada por Díaz, incluye algunos puntos que la diputada de Movimiento Ciudadano señala en su reforma tales como: aumentar el límite de edad para los menores de 21 años, ya que en la actualidad se permite el ingreso de los jóvenes a partir de los 18 años, y que las casas de juego permitan que haya folletos de las asociaciones de ludopatía, donde se explique el quehacer de estos grupos, así como una línea de ayuda.

Para Romero Bastarrachea los casinos también deberían cumplir determinadas acciones como la de la autoexpulsión, una medida para que si en algún momento un ludópata siente la necesidad de dejar de jugar, pueda llenar el formato en cuestión para evitar recaer, y que si desea volver a ingresar a un casino, se le prohibirá la entrada.

Fuente: La Jornada Maya

Leave a reply