martes, diciembre 1

Distinción al chocolate yucateco

0
275

Ki Xocolatl figura en el “top” de una revista europea

Una empresa chocolatera yucateca figura en el segundo lugar de una lista de las cinco mejores del mundo en la especialidad que publicó la revista “National Geographic Traveler”, en su edición europea, en junio pasado. Se trata de Ki Xocolatl.

Para Mathieu Brees, chocolatero belga avecindado en Mérida y creador de esa firma, esta distinción fue toda una sorpresa porque se trata de un trabajo que “National Geographic Traveler” realizó con mucha discreción, visitando diversas chocolaterías y tiendas especializadas en chocolates exclusivos, para llegar a la selección de las mejores marcas del mundo.

La empresa chocolatera yucateca Ki Xocolatl figura en el segundo lugar en una lista de las cinco mejores del mundo en esta especialidad, según la revista National Geographic Traveler que publicó los resultados en su edición europea que circuló en junio pasado.

Esta distinción al chocolate elaborado en la entidad es particularmente significativa ya que la marca, con 16 años de presencia en el mercado local, se ubica por encima de importantes firmas de chocolates finos de Luxemburgo, Hungría y Canadá, y tan sólo por debajo de la casa inglesa Paul Joung, con una tradición que data de 1836

Comentó que hace unos días un colega suyo se puso en contacto con él para darle a conocer esta publicación, hecho que le llenó de sorpresa, alegría y orgullo.

“Un colega llamó y me dijo: ‘Oye Mathieu tu marca aparece dentro de las cinco mejores chocolateras del mundo según National Geographic Traveler’; al principio uno no puede creerlo, es sorprendente porque nosotros nunca tuvimos una visita concertada con la publicación, ¿cómo entonces estamos en esta lista?, pero luego cuando me mandan las imágenes de la publicación y leemos la mecánica de la selección y los motivos para tal distinción, entonces de la sorpresa pasamos a la alegría y de ahí al orgullo, porque este es un gran logro no para mí, sino para todos, para Yucatán, para la gente que trabaja en esta empresa”, apuntó.

Las marcas ganadoras nunca supieron cuándo, cómo y por quién fueron evaluadas, pero por si quedaba la duda de algún ardid publicitario, basta con leer lo que esta publicación dijo de Ki Xocolatl:

“Chocolate artesanal de alta finura con sabor de cacao criollo en cuya elaboración se utilizan productos tradicionales de la región maya sin conservadores”.

El común denominador de las cinco marcas ganadoras es que en sus procesos de elaboración utilizan técnicas tradicionales, cacao fino y añaden elementos propios y distintivos que los hacen únicos. Las marcas Sprungil, de Luxemburgo; Rozavolgyi, Hungría; y Soma, Canadá; al igual que Paul Joung, de Inglaterra y Ki Xocolatl, de Yucatán, saben acoplar estos elementos que le dan al chocolate un plus que le coloca muy por encima del promedio de las marcas industrializadas y las hacen sobresalientes de entre países tradicionalmente chocolateros como Francia, Bélgica o Suiza.

“Siendo México la cuna del cacao, es un orgullo figurar como país en esta lista, pero más aun tratándose de Yucatán, una entidad donde si bien no se producen enormes cantidades de cacao, al menos en nuestra plantación cercana a Uxmal logramos unas 200 toneladas anuales del cacao criollo más fino de México: la base con que se elaboran nuestros chocolates”, apuntó el empresario.

Ki Xocolatl tiene 16 años de presencia en Yucatán, los mismos que Mathieu Brees tiene radicando en Yucatán; con 40 años de edad y originario de la provincia de Virton, al sur de Bélgica, Brees estudió la carrera de Maestro Chocolatero y su pasión ha sido siempre el perfeccionamiento de la materia prima y la innovación de sus productos.

En 2016 “National Geographic Traveler” ubicó al punto de venta de Ki Xocolatl en el parque de Santa Lucía de Mérida, dentro de las 10 mejores presentadas tiendas especializadas para la venta de chocolate del mundo.— EMANUEL RINCÓN BECERRA

Actualmente la planta de esta marca cuenta con una plantilla laboral de 50 colaboradores y tiene más de 800 puntos de distribución de sus productos en el país, exporta el 20% del producto terminado, da empleo a 240 productores de cacao, de Tabasco, Chiapas y Yucatán, recién creó un centro de acopio de cacao cerca de Comalcalco, Tabasco, para captar producto tanto de ese estado como de Chiapas.

La producción nacional de cacao es de unas 28,000 toneladas anuales, 19,000 de éstas se producen en Tabasco. Del total nacional, Yucatán aporta 200 toneladas de cacao fino de la variedad criollo que no son suficientes para satisfacer la demanda y la capacidad de producción instalada por Ki Xocolatl, (lo ideal es que fueran 1,000) de ahí que ahora se estén preparando con sistemas de riego 300 nuevas hectáreas de cultivo cercanas a Uxmal, que sumadas a las 300 que actualmente están en producción, suman 600 sólo en Yucatán.

El precio promedio internacional del cacao es de $50 el kilo, pero el cacao fino criollo que se produce en Yucatán se cotiza hasta por cuatro veces más, pudiendo alcanzar un precio de hasta $200 el kilogramo. Este cacao es el que mayor demanda tiene de los principales chocolateros de Bélgica, país al que Ki Xocolatl exporta.

Otro dato importante que destaca Brees, es el hecho de que cada año México importa de Sudamérica 100,000 toneladas de cacao para satisfacer la demanda de la industria chocolatera nacional.

“Es una pena que no se hagan esfuerzos por incentivar la producción de cacao en México con el enorme potencial que tiene este producto y las posibilidades que existen para cultivarlo”, dijo. “Nosotros estamos cultivando cacao, nuestro propio cacao, en tierras donde nunca se pensó que fuera posible, y no lo hizo un chocolatero belga, lo hicieron posible las personas que trabajaron la tierra, la cultivaron y cosecharon los frutos, esto es un trabajo de todos que da para todos y nos satisface a todos, por eso cuando alguien ubica a nuestra marca entre las cinco mejores del mundo, puedes entender entonces el gran orgullo y alegría que sentimos porque se trata de algo muy nuestro, muy yucateco, algo que Yucatán aporta al mundo”.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.