viernes, diciembre 4

Doctora de la UNAM explica cómo la COVID-19 afecta a fumadores

0
191

 

En el mundo hay más de mil millones de fumadores; todos ellos tienen un riesgo mayor si contraen coronavirus

El tabaquismo es una enfermedad que causa terribles estragos en la sociedad. El daño que causa el cigarro en los pulmones está más que documentado, pero sus efectos adversos se multiplican ante la presencia de una enfermedad como la COVID-19. Por ello, una doctora de la UNAM ha advertido sobre el peligro que representa el coronavirus para los fumadores.

En el mundo hay más de mil millones de consumidores de tabaco. Compite con el alcohol por el puesto de la droga más extendida entre la población mundial. Ambas drogas son legales, pero eso no significa que sean seguras.

Por supuesto, una cantidad tan grande de fumadores representan un problema de salud pública de proporciones globales. Pero esta situación se agrava si se añade un factor: la llegada de la COVID-19.

La doctora Guadalupe Ponciano Rodríguez, perteneciente a la Facultad de Medicina de la UNAM, ha advertido sobre el peligro que representa la COVID-19 para los fumadores:

“Estamos ante las dos grandes pandemias del siglo XXI y ante dos graves problemas de salud pública que tienen un impacto importante en la población”, declaró la investigadora durante el programa La UNAM responde.

Según explicó la doctora, los fumadores no tienen el mejor diagnóstico cuando se contagian de coronavirus. El tabaquismo no solo afecta de forma irreversible los pulmones, sino que además debilita el sistema inmune, por lo que los consumidores de tabaco tienen un gran riesgo añadido si contraen COVID-19.

Además, muchos fumadores presentan enfermedades como la enfisema o el EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y padecimientos cardiovasculares que agravan aún más el conjunto de síntomas derivados del coronavirus.

“En ellos la letalidad es mucho mayor que en no fumadores, pues el virus tiene la capacidad de ser muy agresivo”, explicó.

Las autoridades sanitarias han colocado a los fumadores dentro de las poblaciones de riesgo que, debido a sus comorbilidades, presentan un riesgo especial ante el coronavirus, como lo son también las personas diabéticas e hipertensas.

En medio de una pandemia global, los fumadores requieren una atención especial. Sin embargo, la importancia de alertar sobre los enormes peligros del tabaquismo seguiría vigente, aun después de la pandemia.

“Cada año mueren ocho millones de personas como consecuencia de las múltiples enfermedades ocasionadas por el tabaquismo. Además, mueren 1.2 millones de personas expuestas al humo de tabaco ajeno, los llamados fumadores involuntarios”, explicó la doctora Guadalupe Ponciano.

Fuente: Noticieros Televisa

Leave a reply