martes, julio 16

“Don Zolín” muere quemado en incendio forestal

0
238

El señor Zoilo Celio Puc Poot, de 81 años de edad, fue hallado muerto en un rancho de la carretera Kinchil-Celestún, a la altura del kilómetro 66, al quedar atrapado en un incendio que arrasó con el lugar. De esta forma, el extinto se convirtió en la primera víctima de los incendios que se han venido registrando en montes que colindan con el ejido del vecino puerto de Celestún.
El adulto mayor, cariñosamente conocido como “Don Zolín”, se había quedado a dormir en el rancho “San Antonio Kambul”, ubicado en un camino de terracería, a tres kilómetros de la citada vía federal.
El cadáver, que presentaba quemaduras de tercer grado en el 90 por ciento del cuerpo, fue identificado por su hijo Wilberth Puc Dzib, de 48 años de edad, quien fue a verlo ayer por la tarde, alrededor de las 3:30; en el rancho el octogenario tenía unos 10 becerros.
De acuerdo con información recabada, el señor Puc Poot fue llevado al rancho por su hijo el lunes al amanecer, quedándose ahí a dormir el adulto mayor, para que pudiera atender y vigilar a sus becerros.
Incluso Wilberth Puc comentó que su padre había sido invitado a pasar un día agradable en el puerto de Celestún, pero éste se negó, alegando que tenía que cuidar a sus becerros y animales de corral.
Ayer por la tarde, Wilberth Puc fue a visitar a su padre, pero al llegar al rancho se topó con una dantesca escena, pues su progenitor estaba tendido boca arriba entre la maleza, con graves quemaduras en el cuerpo, a unos seis metros de una casita de descanso, que también fue arrasada por las llamas.
Mientras, los animales de corral aparentemente lograron huir de las llamas, pues no se les encontró en el lugar.
El monte de los alrededores igual estaba quemado, por lo que se presume que se registró un incendio debido a las altas temperaturas que han imperado en el Estado, y en un momento dado las llamas alcanzaron la casita de madera y techo de huano donde estaba durmiendo Celio Puc Poot.
Trascendió que al sentir el intenso calor el adulto mayor despertó y al ver que las llamas arrasaban con todo a su paso, en un intento desesperado por salvar su patrimonio y a sus animales le hizo frente al fuego, pero lamentablemente sufrió graves heridas, que a final de cuentas le costaron la vida.
Aparentemente don Celio estaba durmiendo en paños menores debido al sofocante calor en esa zona, cuando posiblemente en la madrugada se levantó por la humareda, tomó una cubeta y jícara para intentar apagar la quemazón. Sin embargo, debido a su avanzada edad, no controló con rapidez las llamas que avanzaban y fue presa de las lenguas de fuego.
Al lugar llegaron paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública, a bordo de la ambulancia 21-G, quienes sólo pudieron confirmar el fallecimiento del señor Puc Poot, que presentaba quemaduras de tercer grado en el 90 por ciento del cuerpo.
Por último, las autoridades estuvieron en el lugar de la tragedia en espera del personal de la Fiscalía General del Estado y del Servicio Médico Forense para el levantamiento del cadáver.

 

Fuente: Por Esto

Leave a reply