martes, junio 18

Dos estaciones de servicio del Grupo Lamol, en la lista negra

0
1384

Dos estaciones de servicio del Grupo Lamol de Mérida figuran en la lista negra de la Profeco por entregar litros incompletos de combustible, de acuerdo con el último informe “Acciones de verificación a estaciones de servicio de gasolina y diesel” emitido por la dependencia.
El informe, que comenzó a circular el 18 de mayo, es resultado de una revisión que se llevó a cabo del 13 al 17 de este mes; ofrece un listado de 24 estaciones que no sirven litros de a litro. En la lista aparecen dos estaciones ubicadas en Mérida, ambas del Grupo Lamol.
Una de ellas es la estación de servicio Glorieta San Fernando, ubicada en la calle 60 número 338-J por 58-A, justo frente al hotel Fiesta Americana, la cual entrega un 3 por ciento menos de combustible por cada litro.
De igual forma, aparece la Estación de Servicio Pacabtún, ubicada en la calle 59 entre 12 y 54, la cual entrega un 5 por ciento menos por cada litro de combustible.

Inmovilizaciones

En el listado, que puede revisarse en la página de la Profeco (https://combustibles.profeco.gob.mx/assets/pdf/PROFECO_QQP%20VERIFICACION%20180519%20(2)%20MARCA%20Y%20RS.pdf), se menciona que derivado de las verificaciones aleatorias se inmovilizaron 38 mangueras y bombas en las 24 estaciones. De las dos estaciones de Mérida antes mencionadas, el informe señala que se inmovilizó una bomba en cada una, por Error Máximo Tolerado (EMT).
En el caso de la estación de servicio Glorieta San Fernando se detectó que, por cada 20 litros de combustible que se venden, hay un faltante de 624.49 mililitros. Lo anterior arroja que, por cada litro que se está vendiendo en dicha gasolinera, hay un faltante del 3 por ciento.
En el caso de la Estación de Servicio Pacabtún, el informe señala que por cada 20 litros de combustible hay un faltante de 100.46 mililitros, de tal forma que por cada litro hay un faltante del .5 por ciento.

Delito

Cabe destacar que, según fuentes del ramo gasolinero, en días pasados acudió personal de la Profeco a hacer una verificación a las estaciones antes señaladas con el objetivo de colocar sellos en las bombas a inmovilizar, pero al parecer los encargados de las mismas se habrían negado a que les colocaran los sellos o bien los habrían retirado, lo que podría constituir un delito.
Por ello, aunque en el informe de la Profeco se menciona que en cada estación se inmovilizó una manguera o bomba, visiblemente no se aprecian sellos o alguna inmovilización en las dos gasolineras mencionadas.

 

Fuente: Por Esto

Leave a reply