martes, agosto 4

Dos grupos de narcotraficantes pelean el control de la droga en Guerrero

0
223

Usan a pobladores como carne de cañón y los hacen pasar como “guardias comunitarios”. Al menos mil 800 habitantes han tenido que huir de la violencia

En las siguientes imágenes se puede ver cómo están peleando el control de la droga dos grupos de narcotraficantes en la sierra de Guerrero. Uno a cargo de un sujeto identificado como Onésimo Marquina, y el otro grupo, a cargo de Isaac Navarrete. Ambos, usan a pobladores y campesinos como carne de cañón y los han armado para hacerlos pasar como “guardias comunitarios”.

El domingo 11 de noviembre, cerca de 3 mil policías comunitarios de Tlacotepec, del bando de Onésimo Marquina, tomaron por la fuerza el pueblo de Filo de Caballos, en el municipio de Leonardo Bravo, paso estratégico para el abasto de bienes y servicios.

La gente de Isaac Navarrete trató de impedir la entrada, pero no lo lograron y así dejaron la casa de Felipe Medina, supuesto jefe de sicarios de Navarrete.

Los comunitarios incendiaron y saquearon casas, encontraron dinero, droga dinero, joyas, armas, drogas.

El enfrentamiento del domingo, provocó la huida de por lo menos mil 800 habitantes de zonas aledañas a los municipios de Leonardo Bravo, según cifras del gobierno del estado. Pero la policía comunitaria de Tlacotepec, asegura que ellos sólo sacaron a los malos.

El poblado tomado, Filo de Caballos, no sólo es paso estratégico para el abasto de bienes y servicios, sino también es por donde sale la heroína que se produce en la mayor región de opio del continente.

Ayer, la caravana de desplazados por este enfrentamiento fue atacada en el poblado de los Morros, cuando pretendían regresar a sus comunidades. La caravana iba custodiada por Ejército y policías estatales. Aún así decidieron permanecer en la cabecera municipal de Chihihualco a esperar mejores condiciones de seguridad para su traslado.

Mientras que los comunitarios mantienen tomada la zona, y aseguran que sus 3 mil integrantes están listos para lo que sea.

Fuente: Excelsior

Comments are closed.