sábado, octubre 24

Dramático accidente en la Campeche-Mérida

0
773

Derrapa pareja que viajaba en moto / Tras caer al pavimento, un taxi colectivo les pasó encima: el conductor falleció / Su mujer se negaba a dejar el cuerpo y gritaba: “¡Dios mío, no te lo lleves!”

Una pareja que viajaba en moto, ayer miércoles por la mañana transitaba por la carretera Campeche-Mérida, pero en un momento dado derrapó, a la altura del kilómetro 141, cayendo al duro pavimento, y una camioneta Toyota del Servicio Público de Pasajeros que circulaba sobre la misma vía atropelló al conductor de la motocicleta, causándole la muerte.

El difunto fue identificado como Samuel Isaías Mena Pat, tenía 34 años de edad, era originario y vecino de San Rafael, comisaría de Maxcanú; conducía una motocicleta Italika de 125 cc, matrícula TTR1B, cuando sucedió la tragedia.

El tramo por donde transitaba está en reparación, lo que al parecer provocó que la moto derrapara, cayendo la pareja sobre la carretera y una camioneta Toyota tipo Hiace, de color blanco, placas A-211-YSE, de la ruta Mérida-Opichén, la pasó encima al conductor del vehículo de dos ruedas, falleciendo en el lugar del percance a consecuencia de las mortales lesiones que sufrió.

De hecho, el conductor del colectivo, al ver lo ocurrido, de inmediato detuvo la marcha y se fue directo a la pareja para tratar de ayudarla, pero ya no se podía hacer nada por el guiador de la moto.

El chofer del taxi foráneo indicó que no tuvo tiempo de frenar, pues la pareja de motociclistas derrapó repentinamente.

Las escenas se volvieron dramáticas cuando la mujer que viajaba en la moto, identificada sólo como Martha, entre gritos y llanto comenzó a gritar: “¡Dios mío, no te lo lleves!”, ante la mirada atónita de pasajeros y testigos del mortal percance.

Al llegar los paramédicos sólo pudieron confirmar el deceso del infortunado motociclista.

Los agentes de la Policía Municipal de Umán, encabezados por el Comandante Méndez Arcos, fueron los primeros respondientes, posteriormente llegaron como apoyo los tripulantes de la patrulla 6591 de la Secretaría de Seguridad Pública, asignados al Centro Integral de Seguridad Pública de Maxcanú, así como los agentes de la Policía Federal División Caminos, que arribaron a bordo del carro-patrulla 12839; el cuerpo fue levantado por el personal del Servicio Médico Forense.

Al lugar de la tragedia acudieron varios familiares del fallecido, entre los que se encontraba su progenitora, quienes reconocieron al extinto y les explicaron los trámites para recuperar el cadáver y darle sepultura.

Fuente: PorEsto

 

Leave a reply