domingo, septiembre 15

Dueños de pipas salen “ganones” en lucha contra huachicol

0
110

Para atender el problema de abasto de gasolina en los primeros 16 días de enero, considerados los más críticos, Petróleos Mexicanos (Pemex) puso a circular en promedio diario 5 mil 444 pipas o autotanques.

De ellas, 3 mil 959 —el doble de lo que conforma su parque vehicular propio—, fueron rentadas a empresas con permisos para el transporte de petrolíferos, por las que pagó alrededor de 487 millones de pesos.

De acuerdo con información del Área de Coordinación Reparto de la Gerencia de Coordinación de Almacenamiento y Despacho de Pemex Logística, del total de unidades empleadas para cubrir el problema de abasto, 3 mil 397 autotanques transportaron gasolina regular o Magna; 640 Premium, y mil 407 diesel.

En total y para cubrir las rutas entre las 76 terminales de almacenamiento y reparto, y clientes finales y distribuidores, incluidas las estaciones de servicio de las entidades con mayores problemas, este número de pipas realizaron 82 mil 122 viajes en esos 16 primeros días de enero.

En condiciones normales, la empresa utiliza mil 485 unidades de su parque vehicular propio y más de 3 mil rentadas, que le representan un costo mensual de casi mil millones de pesos en promedio.

Esta vez, por las condiciones críticas del mercado, fue necesario utilizar 5 mil 444 unidades entre propias y rentadas, por lo cual tuvo que desembolsar 670 millones de pesos en esos primeros 16 días.

De esa cantidad, 487 millones de pesos corresponden al pago a las empresas transportistas privadas.

El padrón vehicular de empresas que tienen contrato con Pemex para el “Transporte Terrestre de Productos Derivados del Petróleo y Gases a Granel por Autotanque”, está conformado por 151 empresas, que tienen comprometidas 3 mil 10 unidades para prestar este servicio.

Las más importantes por el número de unidades y a las cuales Pemex les tiene que pagar son: Javier Cantú Barragán, con 124; Royal Transport, con 89; Express y Tanques Especializados, con 85; Flensa, con 78; Transportes Unidos Tusa, con 77; Tracto Fletes Especializados, con 66; Transportes y Servicios STN, con 63, y Transportación Carretera, con 60, igual que Express y Tanques del Golfo, con la misma cantidad, entre otros.

Dado que las unidades propias y aquellas propiedad de las empresas con las que Pemex tienen contrato no fueron suficientes para atender la contingencia, la petrolera tuvo que recurrir a las transportistas con permiso otorgado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Los registros del órgano regulador refieren que hay mil 736 permisos de transporte por medios distintos a ductos de petrolíferos, en autotanques y semirremolques.

Estos permisos comprometen la disponibilidad de poco más de 10 mil unidades que pueden ser usadas para transportar petrolíferos.

El problema habría sido que Pemex recurriera a las mismas compañías que actualmente controlan el mercado porque tienen compromisos contractuales con Pemex.

Javier Cantú Barragán también encabeza la lista de empresas con permiso y mayor número de unidades, 374 en total, de las cuales 124 son parte de los compromisos contractuales con Pemex; algo similar ocurre con Royal Transport que tiene permiso para 330 autotanques —89 contratos con la petrolera—, entre los más importantes.

El Universal solicitó a la Gerencia de Comunicación Social de Pemex información sobre el desembolso en enero para el transporte de combustibles, así como los nombres de las empresas contratadas, pero no hubo respuesta.

Fuente: El Universal

Comments are closed.