miércoles, octubre 23

Dura crisis pesquera

0
132

PROGRESO.— Al cumplirse los primeros 50 días de la temporada, la pesca de pulpo sigue baja y solo el 20% de las 6,000 lanchas que forman la flota ribereña trabajan en esa pesquería, la mayoría está en los puertos de abrigo y las playas, dice José Luis Carrillo Galaz, presidente de la Federación Regional de Cooperativas Pesqueras del Centro y Poniente de Yucatán.

Pero, añade, entre los pescadores aún hay esperanzas que una tormenta o, cuando comiencen a azotar los nortes, el lecho marino se remueva y el molusco se acerque a las costas.

Cada año, la temporada de captura del octópodo se inicia el 1 de agosto y concluye el 15 de diciembre.

Carrillo Galaz sostiene que en casi todos los puertos de Yucatán está suspendida la pulpeada, como en Celestún, donde la mayoría de los ribereños capturan especies de escama, como canané; Dzilam de Bravo, donde pescan boquinete y otras especies de escama, lo mismo que en el Oriente.

Los volúmenes de pesca siguen bajos, lo que desanima a los ribereños a salir a pescar pulpo, insiste.

De los barcos de Yucalpetén, el dirigente dice que traen en promedio 5,000 kilos del molusco, pero se tienen que alejar de la costa.

Carrillo Galaz indica que la crisis golpea duramente a los pescadores porque, además de la mala temporada pulpera, no hay otros trabajos para el pescador.

Tampoco los albañiles, electricistas, plomeros y carpinteros tienen trabajo porque el sector pesquero no tiene dinero, añade.

Fuente: Diario de Yucatán

Leave a reply