miércoles, septiembre 18

Ejecutado en la colonia Ejido

0
118

PLAYA DEL CARMEN, SOLIDARIDAD, 11 de diciembre.- En un evidente ajuste de cuentas ejecutan, de al menos dos balazos en el pecho, a un sujeto en la colonia Ejido, con antecedentes criminales, en un hecho atípico porque fueron sus “amigos” que llegaron de Cancún quienes lo llamaron por teléfono citándolo en unos departamentos, donde la novia del ahora occiso, quien lo había acompañado, escuchó los disparos, debido a que no había entrado en el edificio, sino que se quedó esperándolo en la reja de acceso, ésta se resguardó en una fábrica de chocolates localizada enfrente hasta que la Policía Municipal Preventiva (PMP) llegó; en tanto que los sicarios huyeron caminado tranquilamente sin dejar rastro, tras consumar la ejecución número 92 de este año 2018.

Los hechos se registraron alrededor de las 14:40 horas de este martes, cuando una llamada ingresó al número de emergencias 911 para reportar varias detonaciones de arma de fuego en el segundo nivel de un edificio de departamentos ubicado en la calle 16 con la avenida 60 en la colonia Ejido. Por lo que al lugar se apersonaron elementos de la PMP y minutos más tarde agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP), pero nunca la Policía Federal, los primeros ingresaron al lugar donde al verificar el reporte, confirmaron el ataque a la persona en el cuarto número cuatro, a quien observaron tirado en posición decúbito ventral (boca abajo) en medio de un “charco” de sangre, a quien en vida llevara el nombre de Carlos Alberto Acuña Martínez, de 28 años de edad, originario de Veracruz

Los policías entrevistaron a una joven mujer, quien manifestó que, minutos antes, cuando estaba con su novio, éste recibió una llamada y al colgar dijo que era su amigo que junto con otros habían llegado de la ciudad de Cancún, por lo que irían a verlos hasta una cuartería, trasladándose en una motocicleta hasta dicho lugar, donde ella se quedó afuera esperando a su pareja sentimental, pero escuchó varias detonaciones de arma de fuego, por lo que se escondió en una fábrica de chocolates ubicada enfrente, por el miedo que tenía, hasta que llegó la Policía Municipal.

La joven de 23 años de edad dijo a los uniformados que su novio no había salido, por lo que tocaron el portón de madera del cual salió una persona del sexo masculino, quien dijo ser el encargado de la cuartería, permitiendo el acceso a la Policía Municipal, con quienes revisó cuarto por cuarto, hasta que en uno de ellos vieron a un sujeto tirado en el suelo en medio de un “charco” de sangre, por lo que solicitaron la intervención de los paramédicos, pero éstos al arribar dijeron que el joven ya no contaba con signos vitales.

Elementos de la Policía Municipal colocaron la cadena de custodia en la zona para la preservación de los indicios, donde más tarde se apersonaron peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) así como agentes de la Policía Ministerial de la unidad de investigaciones y con la capacidad para procesar, quienes levantaron el cuerpo que fue llevado al Servicio Médico Forense (Semefo) para la necropsia de Ley, en torno al violento hecho.

El joven Carlos Alberto Acuña Martínez, quien vestía bermuda de mezclilla de color azul, playera gris y tenis rojos, quien cuenta con historial delictivo, al ser procesado y sentenciado por el delito de robo, se convirtió en el ejecutado número 92 de este 2018, inédita cifra de sangre nunca vista en los más de 25 años de creado este municipio, porque simplemente y sencillamente los gobiernos federal, estatal y municipal demuestran incapacidad o complicidad con los grupos criminales que sostienen una disputa a “sangre y fuego” por el control de la plaza.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.