miércoles, octubre 16

Ejecutado en su motocicleta

0
120

En medio de una escuela primaria y un parque en el cual familias, principalmente mujeres con niños acostumbran a pasar las tardes en el lugar, fue consumada otra ejecución cuando sujetos a bordo de una vehículo, del cual testigos sólo mencionaron era de color negro, dispararon contra un hombre quien, al parecer, iba llegando a su domicilio, los sicarios no le dieron tiempo de bajar de su motocicleta y el cuerpo quedó sentado en ella, una menor de escasos cuatro años de edad, que corrió en medio de los disparos, parecía que había sido alcanzada por una bala, ya que la vieron caer al suelo y luego levantarse para seguir corriendo por su vida, afortunadamente resultó ilesa, aún así fue valorada, autoridades iban a atender el auxilio en el fraccionamiento Villas del Mar, segunda etapa Supermanzana 248, cuando otro reporte sobre una mujer que había sido privada de su libertad en las inmediaciones de la Región 237 hizo que algunas unidades se desviara, de la mujer se desconoce su paradero, así como el de los responsables de la ejecución.

Los hechos ocurrieron la tarde de ayer alrededor de las 17:30 horas, cuando sujetos a bordo de un vehículo de color negro, quienes llegaron por la avenida Limoneros, se dirigieron hacia la avenida Paseos del Peral a una velocidad moderada debido a que la principal avenida está llena de baches, pero conforme iban pasando las calles fueron acelerando su paso hasta estar entre las calles Segunda Privada del Peral y Cuarta Privada del Peral, aunque el sol lo tenían de frente y quienes conducían en ese momento por el lugar lo hacían con poca visibilidad, los sicarios tenían ubicada a su víctima y asimismo llevaban la “orden”, el auto detuvo su marcha frente a un domicilio donde un hombre, el cual, al parecer, iba llegando a su domicilio a bordo de su motocicleta, apenas iba apagando el motor cuando fue sorprendido por los disparos, los sujetos quienes eran dos y descendieron por unos segundos del auto, no le dieron tiempo de reaccionar y debido a los impactos que hicieron blanco en diferentes partes de su cuerpo éste se fue hacia el frente, quedando recostado sobre la misma motocicleta. Luego de llevar a cabo la ejecución los responsables a bordo del auto aceleraron su marcha con dirección hacia la avenida Chac Mool, donde nadie vio qué dirección tomaron.

Testigos que presenciaron el crimen realizado por la delincuencia organizada, al momento de los disparos vieron a una menor de escasos cuatro años de edad pasar corriendo en medio de los sicarios y su blanco, tal vez a su corta edad no sabía lo que estaba ocurriendo ni el peligro que corría y sólo se asustó al escuchar el ruido de los disparos, pero cayó al suelo, pensaron que estaba mal herida y luego volvió a levantarse para continuar corriendo, pero ni viendo a la niña jugar a escasos metros de donde se encontraba el motociclista los responsables se detuvieron y finalmente cumplieron con su orden.

Al ser alertados a través del número de emergencias 911, policías municipales, estatales y ministeriales se dirigieron a la dirección antes mencionada junto con paramédicos de la Cruz Roja, pero a mitad de camino otro reporte sobre la privación ilegal de una mujer hizo que varias patrullas se desviaran hacia la Región 237.

Policías que llegaron al fraccionamiento Villas del Mar segunda etapa, acordonaron la zona luego de que se confirmara de que el hombre ya no contaba con signos vitales, con las características del vehículo comenzaron a recorrer principales avenidas y a colocar retenes, muchos automovilistas fueron detenidos sin saber la razón ni lo que pasaba del otro lado de su destino, ya que las autoridades tenían dos blancos, el vehículo de los responsables de la ejecución y el auto donde presuntamente llevaban a la mujer, ninguno de los dos fue localizado y tampoco se confirmó lo de la privación ilegal de la libertad.

La zona en la cual los mismos habitantes se han protegido teniendo que contratar personal de seguridad que impida el paso de cualquier persona ajena a las privadas, los hizo sentir vulnerables y temerosos de que les pueda tocar estar en medio del fuego cruzado.

Finalmente, luego de que el área fuera procesada por peritos criminalistas, quienes aseguraron varios casquillos percutidos, que se encontraban sobre la calle, hicieron el levantamiento del cuerpo para trasladarlo a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), y la motocicleta trasladada a un corralón a bordo de una grúa.
Fuente: PorEsto

Comments are closed.