lunes, octubre 21

Ejidatarios de Calkiní acusan mal uso de programas federales

0
1193

Denuncian reuniones secretas para incentivar a los campesinos de la zona a afiliarse a Morena

Campesinos de la comunidad de Pucnachén, Calkiní, encabezados por su agente municipal, Ezequiel Uc Naal, acusaron que los servidores de la nación encargados de llevar los programas federales a la zona del Camino Real están haciendo mal uso del padrón agrícola y realizando reuniones secretas para incentivar a los campesinos de la zona a afiliarse a Movimiento de Regeneración Nacional.

Uc Naal, junto con don Benigno y don Lorenzo, dos de los ancianos beneficiarios de los programas federales de apoyo al campo, poseen sendas parcelas a cinco kilómetros del pueblo y están dedicados al trabajo diario, no por comercializar, dado que sus parcelas son para autoconsumo, ya que no pasan de dos hectáreas de extensión.

Los tres refirieron que han observado reuniones extrañas entre militantes del partido Morena y los servidores de la nación, a las cuales no se invita a Uc Naal, siendo comisario ejidal y municipal. Sin embargo, se acercan a él después de las reuniones y le informan que hay listas de campesinos que ingresarán al padrón de Campo en Desarrollo para el Bienestar.

También señalaron que en repetidas ocasiones han visto llegar a los servidores de la nación al poblado, pero no para entregar tarjetas o algún programa. Refirieron que esto se repite en las comunidades de Concepción, Nunkiní y San Nicolás, pues los campesinos que conocen les han relatado que llegan los servidores sin entrevistarse con las autoridades locales y se reúnen siempre en casas particulares.

Reiteraron que estas visitas son muy extrañas para ellos, pues no entran todos los campesinos inscritos en las supuestas listas, sino que pasan los familiares de los militantes de Morena, salen con una nueva lista, hacen más reuniones y vuelven a salir con otras listas, con la promesa que estarán en el padrón y serán beneficiados próximamente con los programas federales.

Fuente: La Jornada Maya.

Leave a reply