viernes, mayo 7

Ejidatarios de Champotón bloquean paso a Grupo Carso

0
237

Pobladores de las 73 comunidades que integran la Unión de Ejidos Autónomos de la Península de Yucatán, impidieron ayer el ingreso del personal del Grupo Carso, —consorcio a cargo de la construcción del tramo II del Tren Maya—, al no aceptar la firma de contratos para la extracción de materiales.

Ayer activaron filtros itinerantes en las comunidades de Xbacab, Miguel Colorado, 5 de febrero, Pixoyal, Lázaro Cárdenas, Felipe Carrillo Puerto, Pustunich y San Dimas, donde pasa las vías del tren e impidieron el paso de los primeros trabajadores.

Los pobladores, indígenas mayas en el tramo carretero Lázaro Cárdenas – Pixoyal, fue ubicado un grupo de topógrafos que prestan sus servicios a la empresa “PAV” que se dedica a la Construcción e Ingeniería S. A. de C.V, fue conminado por los ejidatarios a retirarse del lugar.

El presidente de la Unión de Ejidos Autónomos de la Península de Yucatán, Filiberto Ku Chan, los invitó a que desalojaran el espacio donde realizaban el posicionamiento vía satelital del Tren Maya, y al verse superado en número y la seriedad de la advertencia no opusieron resistencia, dialogaron con los pobladores y aceptaron retirarse.

Unos 80 comuneros, conformaron el primer comité de vigilante itinerante, cuya encomienda es no permitir el ingreso de persona ajena a su comunidad, en toda la línea de Escárcega a Calkiní.

Los topógrafos, sin confrontar a los campesinos, levantaron sus equipos y se marcharon sin que se registraran conatos de bronca o trifulcas, aunque se mantuvo un tenso diálogo, y pese al intento de convencer a los campesinos, estos mantuvieron firme de que les permitirían el acceso ni realizar sus trabajos, al ser legítimos propietarios de sus predios.

“No vamos a permitir que arranquen los trabajos del Tren Maya en su segunda etapa, por eso instalamos los filtros itinerantes, para no permitir que trabajen empresas que presten servicios al Grupo Carso”, señalaron.

No estamos pidiendo caridad

El dirigente de la Unión de Ejidos, Ku Chan, dijo que no se está pidiendo caridad, sino exigir el respeto a sus derechos y una verdadera justicia social, la obra debe beneficiar a todos no a una sola empresa, deben pagar los derechos de vía, los materiales de construcción sean extraídas de la comunidad, además de contratar mano de obra.

“Nos tienen que respetar, nosotros estamos en nuestro territorio, aquí mandamos todos los indios no un empresario, así que le damos un ultimátum o firma contrato colectivo con las 73 comunidades donde va a desarrollar la segunda etapa del Tren Maya o simplemente no vamos a permitir que se desarrolle ningún trabajo en la región”, advirtieron.

“Hoy el pueblo tiene voz y hay un Presidente justo que demanda justicia social para el pueblo maya y eso es lo que pedimos, que nos den lo que por ley nos corresponde, trabajo para todos los pobladores y el contrato colectivo para todos los 73 pueblos”.

Finalmente, invitaron a las autoridades a instalar una mesa de diálogo antes de que se salga de control, porque ellos mantendrán postura firme de no permitir el acceso del personal, pero en caso de una confrontación, tendrán encima a los 73 ejidos, señalaron.

Fuente:Por Esto

Leave a reply