lunes, mayo 27

El escándalo del “Fifagate” persigue a Televisa

0
37

Cuando Televisa está tomando medidas para aligerar la crisis financiera que padece, mediante la venta de acciones en otras empresas y la asociación con unas más para enfrentar mejor a la competencia, la alcanzaron las secuelas del Fifagate. Aunque este escándalo estalló en los medios en 2015, el gigante mexicano de la televisión enfrenta en Estados Unidos demandas colectivas que disminuyeron el valor de sus acciones en ese país y lo debilitaron frente a su competencia en varios rubros de distribución de contenidos.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El escándalo del Fifagate, que estalló a finales del año pasado, ya alcanzó a las acciones bursátiles de Grupo Televisa en Estados Unidos, en el momento más delicado para el consorcio de la familia Azcárraga: en pleno proceso de desincorporación de activos, como la venta de 19% de su participación en el grupo español Imagina, por 284 millones de euros; o su reciente sociedad con Amazon Prime Video para enfrentar la competencia de la televisión on line y a gigantes como Netflix y HBOTV, que han exhibido el fracaso de plataformas como Blim, creada hace apenas dos años.

En medio de algunas buenas noticias para el consorcio televisivo, como la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que el 7 de febrero le ordenó al Instituto Federal de Telecomunicaciones que elimine la declaración de poder sustancial de Televisa en el mercado de la televisión restringida (donde posee más de 60% de los suscriptores), los problemas financieros y las investigaciones y denuncias en Estados Unidos no disminuyen para el gigante de los contenidos mediáticos en español.

Para las acciones de Grupo Televisa el 26 de enero fue un “viernes negro”, cuando informó ante la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) las deficiencias en su reporte enviado al organismo regulador bursátil estadunidense (la SEC) y después, en su último informe trimestral de 2017, admitió una disminución de 12.5% en su utilidad neta, en comparación con el mismo periodo de 2016.

La mayoría de los analistas bursátiles afirmaron que la disminución de la utilidad neta de Televisa se debió a la reducción de sus ingresos por publicidad en televisión abierta, ante la mayor competencia de otros proveedores de contenidos, como Netflix, otras empresas de televisión abierta y algunas más que ofrecen triple play (audio, video e internet).

Grupo Televisa informó a la BMV que informó a la SEC que tras consultar con su auditor Pricewaterhouse Coopers detectó “debilidades materiales en el control interno sobre información financiera”, al cierre de diciembre de 2016. Esto provocó una reacción negativa en el mercado bursátil y la pérdida de más de 10% del valor de sus acciones en un solo día.

La trama del futbol

Sin embargo, otros observadores están atribuyendo la reciente crisis a las secuelas del escándalo del Fifagate y al involucramiento de la empresa Torneos y Competencias SA que, según distintos testimonios, participó en la red de pago de sobornos para adquirir contratos multianuales sobre la venta de derechos de varios torneos de futbol, incluyendo las copas mundiales de 2026 y 2030, para Brasil y varios países de América Latina.

Fuente: Proceso

Comments are closed.