martes, noviembre 24

El intenso calor propicia altas ventas en Progreso

0
314

PROGRESO.— Continúa la buena afluencia a la playa, el sofocante calor concentró en el malecón a los pasajeros del “Carnival Triumph” que llegó de Cozumel, así como a paseantes locales y nacionales que llegaron desde temprana hora al puerto para bañarse en el mar del malecón y playón poniente.

El “Carnival Triumph”, segundo crucero de la semana, trajo a bordo a 3,451 pasajeros, atracó a las 9 de la mañana en la terminal remota y su salida se programó para las cinco de la tarde. Los turistas extranjeros llegaron al puerto a partir de las 9:30 horas cuando los representantes de los medios de comunicación ingresaban a las instalaciones portuarias para cubrir la inauguración de la librería flotante que se encuentra a bordo del buque “Logos Hope”.

Los prestadores de servicios calcularon que en el puerto se quedaron 1,500 pasajeros que recorrieron el tianguis artesanal, y el pasaje Las Velas que forma parte de la terminal camionera AutoProgreso, cuyos autobuses se encargan del traslado de los turistas hasta el puerto.

En la terminal de crucero, donde también hay tiendas de artesanías y bares, se quedaron unos 500 pasajeros, otros permanecieron a bordo del “Carnival Triumph” donde estuvieron en la alberca, restaurantes, gimnasio y otros espacios recreativos con que cuenta.

A bordo de camiones de turismo, buen número de pasajeros fue trasladado a las zonas arqueológicas, Mérida y playas de Telchac. Otros turistas compraron paquetes para conocer los cenotes y ruta de los flamencos.

Los pasajeros que se quedaron en el puerto aprovecharon el buen tiempo para pasear en “bananas”, rentar motos acuáticas y meterse al mar para bañarse. El calor propició que los extranjeros consumieran “cubetazos” de cervezas.

Los pasajeros que rentaron sombrillas y camastros mandaron a comprar caguamas que ingirieron en la playa.

Paseantes nacionales y locales que llegaron en vehículos particulares y en autobuses que cubren la ruta Mérida-Progreso, invadieron también la playa del malecón y playón poniente, Hubo familias que después de darse un baño de mar y permanecer unas horas en la costa, se trasladaron al mercado municipal donde compraron pescado frito.

Familias enteras de visitantes nacionales ocuparon palapas y sombrillas del malecón, muchos llegaron con neveras en el que trajeron bebidas y botanas. En la playa compraron cebiches y pescado, mangos, jícama y piña.

La afluencia de paseantes nacionales fue constante durante toda mañana y la tarde, los restaurantes y pescaderías tuvieron mucha clientela.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.