jueves, julio 9

El pib tiene su lado nutritivo

0
1132

 

Decirle no a los excesos evitará los remordimientos

Uno de los errores que comete la gente el día que come mucbipollo es decir “no voy a desayunar para que coma más pib” y esto debe ser lo contrario, advierte Margarita Delgado Amézquita, licenciada en nutrición y coordinadora de la licenciatura del ramo de la Universidad Modelo. La experta recomienda hacer un desayuno ligero, una colación, la entrada —que podría ser “xec” con jícama, mandarina y naranja dulce— y comer el pib con agua natural o de sabor.

Como informamos en la nota de nuestra portada, comer pibes no es diario, pero “tampoco se recomienda sea nuestro desayuno, almuerzo y cena, ya que el cuerpo pasará la factura porque se empiezan a sentir ‘pesados’ y ya no se disfruta”.

“Si lo van a comer dos días, que sea almuerzo únicamente”, sugiere la nutrióloga. “La idea es disfrutarlo con la familia, comer una rebanada y a lo mejor de postre elegir un dulce tradicional como de papaya”.

Para la cena se debe elegir algo más ligero como una sopa de verduras y una ensalada; pero si quieren repetir pib, debe ser de una porción del tamaño de la mitad que almorzaron.

Estas acciones amortiguará el consumo calórico de estos días.

“Comer pib es una tradición, es un atentado contra nuestra cultura decir que no comas pib”, bromeó la coordinadora de la licenciatura.

“Hay que ver la parte rica, la parte cultural, incluso pensar que los niños se involucran en la preparación y así pueden conocer los ingredientes como el espelón, que es una fuente de proteína vegetal que no se consume regularmente”.

Margarita Delgado explicó que hay tres tipos de macronutrientes principales: los carbohidratos, los lípidos y las proteínas; y el pib los tiene. “Tiene carbohidratos, que es el maíz en la masa; tiene proteínas, que es la carne animal de alto valor biológico con los aminoácidos que ayudan a crecer a los niños; y tiene la proteína vegetal del espelón, que es una leguminosa que tiene una carga importante de proteína”.

“El detalle está en el equilibrio porque generalmente debemos comer más carbohidratos, proteínas y muy poca grasa. El pib tiene bastante grasa y saturada que viene en la manteca que se adhiere a las arterias”.

El consumo habitual de la manteca, por ejemplo al preparar a diario los huevos con manteca, frijol o sus guisos, puede tener repercusiones a nivel de aterosclerosis (acumulación de grasas, colesterol y otras sustancias dentro y sobre las paredes de las arterias) y colesterol elevado, pero si no la consumen regularmente y solo con el pib, no habría alguna implicación significativa.

Es importante que el pib se coma y que se disfrute pensando que tiene nutrimentos. “Siempre digo a los pacientes: ‘si te va a dar remordimiento, mejor no lo comas’”, finaliza la experta.

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply